CERRO LARGO

Contra viento y marea: Cerro Largo corre con desventaja pero igual disfruta

Los arachanes, que lideran el Apertura, cenaron en la barbacoa del Franzini antes de volver a recorrer los 400 kilómetros de regreso a Melo. “Con las dificultades el futbolista se va templando”, dijo Danielo Núñez

arachanes
Arachanes. Los futbolistas de Cerro Largo antes del partido en el que golearon a Defensor 3 a 0. Foto: Francisco Flores.

Luego de la trascendente victoria (3-0) conseguida frente a Defensor Sporting, la delegación de Cerro Largo volvió a recorrer los 400 kilómetros que separan Melo de la capital. Antes comieron unas pizzas en la barbacoa del Franzini, para lo cual habían pedido autorización a los violetas.

Llegaron a Melo ayer pasadas las cinco de la mañana y unas horas después el técnico Danielo Núñez ya estaba al firme en el CAIF donde trabaja hace ocho años. “Por suerte tengo bastante libertad. Cuando hacemos doble horario me acomodo y después hago alguna hora de más para compensar”, explicó el entrenador arachán.

“El viaje se hace largo y el cansancio es grande, pero volvimos con otro ánimo. Ganar te da un plus. No hay comparación”, reconoció Núñez, cuyo equipo ya se sacó de encima a dos equipos que suelen ser candidatos a palear bien arriba: Danubio y Defensor Sporting.

“Uno antes de empezar se marca objetivos que no sabe si va a poder lograr. Queríamos empezar bien para consolidar al equipo en Primera División. Nos tocaron dos partidos durísimos, pero habíamos visto bien al equipo en los amistosos. Intenso en las transiciones, creando muchas opciones y encontrando goles. Y eso nos alentó la esperanza de arrancar bien. Queríamos demostrar que podíamos ser fuertes en casa y también afuera. Y se dio bien, aunque en el Franzini sufrimos los primeros minutos porque mojan mucho la cancha y nos costó acomodarnos”, contó el técnico, quien logró tres ascensos a Primera con Cerro Largo y una clasificación a la Copa Sudamericana. “Han pasado los años y nos sentimos parte de la institución y buscamos su crecimiento y su consolidación como profesional. Hemos crecido juntos, pero los técnicos siempre estamos sujetos a los resultados, por más que los antecedentes nos avalen. Nos pueden dar un plus, pero no nos aseguran nada. Hoy estamos tranquilos y cómodos, en armonía. Hay una conjunción de esfuerzos que nos permite disfrutar de lo que hacemos, pero siempre buscando superarnos”.

danielo
Técnico. Daniel Núñez regresó de madrugada a Melo y al rato estaba trabajando en el CAIF como hace ocho años. Foto: Néstor Araújo. 

RECORD. Hoy su equipo ostenta un récord nada envidiable: lleva 17 juegos sin perder. “La última vez que perdimos faltaban dos partidos para terminar la primera rueda del campeonato de Segunda. Quedarnos con una base del año pasado fue muy importante y facilitó la adaptación de los que llegaron. Rápidamente se formó un grupo que tiene claras las cosas. No se queda con lo que consigue sino que sigue trabajando para mejorar los errores del partido anterior”.



DESIGUAL. Así es la competencia para los arachanes, que cada 15 días deben viajar para jugar de visitantes con los gastos que eso implica: hospedaje y alimentación. Cerro Largo regresó este año a Primera, al igual que otros dos clubes del interior: Plaza Colonia y Juventud de Las Piedras. Obviamente eso mejora el Campeonato Uruguayo, pero ni colonienses ni pedrenses deben recorrer grandes distancias para llegar a la capital, como Cerro Largo.

“Son dificultades, obstáculos que nosotros tenemos y el resto no, pero sabemos que son las reglas de juego. Y cuando a pesar de todo conseguimos sumar, lo disfrutamos de otra manera. A veces, cuando las cosas son fáciles, el jugador no lo valora. En cambio, con las dificultades el futbolistas se va templando. Se va haciendo más duro y eso le permite sortear los obstáculos que se le presenten. Y no le sorprende nada. Somos el equipo con más desventaja y pagamos altos costos en las concentraciones”, reconoció el entrenador.

Por ejemplo, la delegación de Cerro Largo llegó a El Pinar el sábado por la tarde para concentrar en el complejo vacacional de UCOTT. Allí aprovecharon sobre todo para descansar y recuperarse del largo viaje.

Cuando comenzó la temporada, los dirigidos por Núñez se propusieron dos cosas: que a cada partido que jueguen en el estadio Ubilla concurra más gente y que cuando compitan en Montevideo, los arachanes que viven en la capital ocupen la tribuna visitante. Y eso pasó el domingo en la tribuna Ghierra del Franzini.


LA 22. “El domingo la tribuna visitante estuvo bastante colmada y se hizo sentir. No regalamos nada en ningún aspecto. Si se ven las banderas, el papel picado y las camisetas en la tribuna, llega una energía positiva a la cancha que nos hace más fuertes. Y los futbolistas se motivan más”, explicó Danielo.

El domingo no sólo los acompañaron los melenses de la capital, también dijo presente la clásica Barra de la 22. “No escatiman esfuerzos y buscan recursos para poder acompañarnos, porque venir de allá no es barato y es bueno que el jugador lo reconozca”, dijo Núñez que hoy arranca a preparar el partido ante Plaza Colonia.

Hinchas
"Barra 22". Un buen grupo de hinchas viajó desde melo para apoyar al equipo de Núñez. Foto: Francisco Flores.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)