Nacional

Está con viento a favor

El equipo que dirige Álvaro Gutiérrez lleva 15 victorias seguidas, entre ellas tres clásicos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trabado. Diogo y Porras en plena disputa de la pelota; por momentos se hizo cortado.

Nacional ha conseguido lo que no muchos equipos pueden: aprovechar el envión. El ciclo positivo se extiende y todo parece salirle bien. Con naturalidad, más allá de lo que hayan sido los trámites de los tres partidos jugados hasta ahora —entre ellos dos clásicos, nada menos—, el equipo de Álvaro Gutiérrez empezó el 2015 como terminó 2014: ganando. Quince victorias al hilo. Tercer clásico en el bolsillo de manera consecutiva. Jugadores "suplentes" que se mechan con los "titulares" y que no desentonan, abriendo aún más el abanico de posibilidades.

"Estamos contentos, trabajando bien, pero apuntando al 5 de febrero. Realmente ese ida y vuelta que tenemos por la Copa es muy importante para nosotros", afirmó Gustavo Munúa a VTV tras el partido, poniendo énfasis en que "los clásicos son lindos de ganar, pero nosotros no estamos para un partido; estamos pensando en todo un año".

La continuidad del trabajo influyó y mucho en los clásicos veraniegos. "Prácticamente nos hemos quedado todos y eso es importante. Sabemos lo que nos pide Álvaro, nos vamos conociendo más y así vamos logrando objetivos", dijo al respecto Munúa.

Cambios.

La intención de Gutiérrez era que anoche jugara la base del equipo que el 5 de febrero debutará en la Bridgestone Libertadores y, pese a algunos cambios de último momento, se plasmó. De los titulares indiscutidos que entrenaron en la oncena inicial durante los últimos días, el que faltó a la cita fue Diego Arismendi. El "Mama" no firmó aún la renovación de su contrato, pese a que el sábado de tarde dirigentes tricolores afirmaron a Ovación que el mismo ya estaba redactado.

De los otros jugadores que entrenaron viernes y sábado entre los titulares, Leandro Barcia fue dejado en el banco de suplentes. "Hace mucho que no juega, decidimos que entre con el partido empezado", explicó Gutiérrez a Ovación minutos antes del partido, mientras miraba desde la platea el partido de primera hora. El que entró en su lugar fue Gonzalo Ramos.

Y, además, se quedó sin debutar Ribaír Rodríguez, quien entrenó en la zaga titular, pero una sobrecarga muscular lo dejó afuera a último momento. Gutiérrez ya había avisado, el viernes, que la intención era que jugara "pero sin arriesgar".

Nacional está "dulce". Aprovecha el envión y gana mientras se prepara para el Clausura y la Libertadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)