NACIONAL

Como en los viejos tiempos

Kevin Ramírez jugó de “9” y lo hizo bien; “En ese lugar nos puede aportar mucho”, dijo Lasarte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Kevin Ramirez

Desde la salida de Nicolás López a Inter de Porto Alegre, Martín Lasarte se inclinó por Kevin Ramírez para jugar en la posición que estaba jugando el "Diente": como centrodelantero.

No es una posición desconocida para el riverense. De hecho, es su puesto natural, donde más rindió y, fue el goleador de Wanderers en el Torneo Apertura de la pasada temporada (tercer máximo anotador del certamen), con ocho goles.

Gracias a esa aureola de goleador llegó a Nacional a pedido del propio Gustavo Munúa. Sin embargo, el ex-entrenador tricolor lo cambió de posición y lo descubrió como un mediapunta por el sector izquierdo, coronando un buen semestre, más allá de que le costó adaptarse en los primeros partidos. Pero su velocidad, cambio de ritmo, y su ida y vuelta constante, lo llevaron a ganarse un lugar en el equipo titular y a ser reconocido por la hinchada, debido a su sacrificio en beneficio del equipo.

Y si bien no anotó muchos goles (hizo tres: a Defensor Sporting y a Racing por el Clausura y a River Plate por la Copa Libertadores), se convirtió en un jugador clave en el andamiaje del equipo.

Ahora bien, aunque en los primeros entrenamientos y en el primer partido amistoso contra la Selección de Canelones, Lasarte siguió con la figura táctica de Munúa, la partida de "Nico" López cambió los planes del entrenador.

Referencia.

Contra Celta de Vigo, Kevin Ramírez jugó un muy buen partido el sábado por la tarde.

El riverense fue la referencia en los saques de arco de Esteban Conde y de los lanzamientos desde el fondo de Diego Polenta.

La mayoría de las veces ganó en el juego por elevación, peinando bien el balón y siendo importante para bajar al piso las pelotas largas, evidenciando el buen juego aéreo que tiene el ex-bohemio. También fue referencia para recepcionar los laterales ofensivos.

A su vez, Ramírez aprovechó su dinámica para moverse por todo el frente de ataque, al no estar atado a jugar sólo por la izquierda, como lo hacía con Munúa.

Por si fuera poco, por varios pasajes del encuentro contra los españoles, el riverense bajó más de lo habitual en función de centrodelantero. Ayudó en la marca, algo en lo que ha mejorado ostensiblemente gracias a lo que le inculcó Munúa en el anterior semestre.

Pese a jugar de "9", quizás no tuvo muchas situaciones de gol, apenas dos. La primera fue a los 18 minutos, cuando Nacional salió de contra y finalizó la jugada con un zurdazo que se perdió apenas afuera. La segunda fue a los 58 minutos, cuando picó en velocidad por el medio del ataque y metros antes de ingresar al área lo "bajaron" con una fuerte falta.

Pero hay que destacar que pivoteó muy bien, siendo muy seguro en las devoluciones hacia sus compañeros.

"Me siento muy cómodo jugando ahí, que era mi posición habitual en Wanderers. Lasarte me está dando la posibilidad de volver a jugar en ese puesto y me gusta. Es donde me siento mejor. Poder picar para todos lados, poder molestar a los zagueros, aguantar la pelota y tener espacios para aprovechar la velocidad y es lo mío", señaló Kevin tras el encuentro.

Pero el riverense fue mucho más allá en el análisis y explicó: "El tema es meter las diagonales permanentemente, porque veo que Diego Polenta siempre está mirando hacia los puntas, por eso trato de picar. Es ahí donde me siento bien y donde siempre he jugado. Tengo que estar siempre moviéndome, tratar sacarme la marca de arriba. Jugar de espaldas no es mi fuerte, es por eso que trato de picar siempre y hacer la diagonal para ganarle la espalda al zaguero".

Sin gol.

Por último, el centrodelantero dijo que "si bien no me encontré con el gol, creo que hicimos un muy buen partido y sirvió para ganar, que siempre es importante más allá de que sean partidos amistosos".

También Lasarte se refirió a la actuación del riverense, y a lo que le aporta siendo el "9" del equipo: "Kevin Ramírez vino a Nacional como centrodelantero, o de delantero. Él tuvo un semestre muy interesante jugando como volante, o como mediapunta izquierdo de alguna manera. Tuvo un gran semestre, haciendo un gran desgaste. Creo que quedó claro que la posición de centrodelantero le cabe y le va muy bien ya que tiene muy buen juego aéreo. Pivoteó muy bien, controló muy bien de espaldas, todas las jugadas eran faltas, y de hecho, cuando salió de la situación de control, generó situaciones de peligro para el equipo. Para mí hizo un gran partido, me pareció justo que lo hayan destacado como el mejor jugador del partido".

Gran aporte.

Además, el entrenador albo reflexionó que podría continuar en esa posición. "El partido que realizó contra Celta habla a las claras que también desde ese lugar, como centrodelantero, él nos puede aportar mucho. Hoy día, teniendo en cuenta la llegada tardía de Hugo Silveira y de algún otro muchacho que estaba en el club, nos decidimos por él. Quizás esto sea definitivo o no, el tiempo dirá", subrayó Lasarte.

No se sabe si llegará otro "9" al plantel. Hoy por hoy, Ramírez se pone el traje del "Diente" López.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)