PEÑAROL

Dos viejos amigos que se reencontraron

Ángel no quiso culpar a ninguna de las partes involucradas en la transferencia y dijo simplemente que había sido un mal manejo de la situación. "Ahora tengo que poner la cabeza otra vez cien por ciento en Peñarol.

Levantarme y seguir adelante, no queda otra. Son cosas que pasan en el fútbol", dijo el volante, quien afortunadamente tiene compañeros y amigos que lo apoyan en un momento que fue bastante difícil para él. Entre ellos un viejo conocido: Ronaldo Conceiçao. El zaguero, que acaba de incorporarse y ayer volvió a sumar minutos en Curitiba como ya había hecho frente a Plaza, fue compañero de Ángel en River Plate y se reencontraron ahora en Peñarol.

Están siempre juntos y las constantes bromas del brasileño ayudan al volante a dejar atrás rápidamente la amargura por la transferencia caída atrás.

Ronaldo no es el único que lo apoya. "Yo pasé por lo mismo, estuve muchas veces por irme y no se daba. Son cosas que pasan. Tiene que estar tranquilo y meter la cabeza en Peñarol porque necesitamos de todos para sailr del mal momento del semestre pasado", dijo Guzmán Pereira, quien juega en su mismo puesto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)