DESDE EL ARCO

Los viajes los van cansando

Dicen que la doble competencia no pesa. Que es buena, y que los grandes tienen jugadores de sobra como para afrontar la Copa Libertadores y el Apertura.

No parece que sea así. En resultados, nada que reprocharle a Nacional. Lasarte maneja el plantel con rotaciones justas y necesarias, pero le cuesta superar los escollos cada fin de semana. El tricolor gana, es verdad, pero en cancha se nota el bajón por el trajín de los viajes y el esfuerzo de los partidos que tienen otra dinámica, otro ritmo y otro desgaste sicológico. No contó con Fucile, ni puso a Viudez y a Kevin Ramírez le dio pocos minutos. Los cuidó para "la final" ante el Chapecoense

Peñarol también sintió el esfuerzo. Porque las lesiones obligaron a un trabajo diferenciado en la semana y los rendimientos ya no fueron los mismos. A diferencia de Nacional, el aurinegro no pudo pasar el peaje de Colonia. Dejó dos puntos de oro ante Plaza y se alejó de la pelea por el Apertura. Con un plantel más corto, ahora le queda la apuesta de la Copa que es mucho más pesada: Palmeiras de local, y solo debe sumar.

La doble competencia pesa. Y no hay que mirar a Europa donde se viaja de un país a otro en chárter y en una hora. Aquí "se recorre el mundo"...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)