ELIMINATORIAS

El viaje rumbo a lo desconocido

Wilmar Valdez y Alejandro Balbi van al sorteo de las Eliminatorias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Wilmar Valdez y Alejandro Balbi. Foto: F. Flores

Wilmar Valdez y Alejandro Balbi, presidente y secretario del Consejo Ejecutivo de la AUF, respectivamente, ya llegaron a San Petersburgo, la ciudad rusa —fundada el 16 de mayo de 1703, que tiene 5.000.000 de habitantes y es llamada "La perla del Norte"— donde se disputará el Mundial 2018.Allí, y más precisamente en el majestuoso ámbito del Palacio Konstantinovski, a las 12:00 de Uruguay, se llevará a cabo el próximo sábado el sorteo para la disputa de las Eliminatorias, que será visto en directo por televisión en más de cien países de todo el mundo.

Valdez y Balbi son dos de los 2.000 invitados a participar de un evento al que también asistirá Diego Forlán, que fue convocado por la FIFA junto al brasileño Ronaldo como una las principales figuras del fútbol mundial que tomarán parte del evento en el que se va a fijar la forma de disputa de los partidos clasificatorios.

La instancia, en la que van a participar 141 países, pese a que 208 afiliados a la FIFA se anotaron para disputar las Eliminatorias, porque éstas ya comenzaron en Asia, y ocurre lo mismo con América Central y del Norte, aunque en este caso los cruces y el orden de los partidos va a surgir del sorteo de San Petersburgo, es una novedad para América del Sur, ya que será la primera vez que —por no haber llegado a un acuerdo previo— el calendario de la clasificación se fija de esta forma.

El sorteo se realizará el 25 y, como ha sido habitual, será dirigido por Jérome Valcke, secretario general de la FIFA; pero con motivo del gran evento habrá actividades de carácter artístico y cultural que comenzarán el próximo miércoles, y tienen por objetivo que el resto del mundo vea imágenes alusivas a la historia y las tradiciones rusas.

Hacia allá van Valdez y Balbi, pues; la ruta al Mundial empieza a orillas del golfo de Finlandia, en el Palacio de Konstantinovski.

Igual que en plena "guerra fría" detrás de "la cortina de hierro"

n La cita del próximo sábado en San Petersburgo parece rodeada de un cierto aire de misterio como aquel que en los tiempos de la denominada "guerra fría", a mediados del siglo XX, caracterizaba a todo lo que ocurría detrás de "la cortina de hierro", y muy especialmente en el gigante que constituía uno de los dos ejes en torno a los cuales giraba el poder político y militar del mundo: la Unión Soviética.

Es que Vitaly Mutko, ministro de Deportes ruso, anunció hace sólo dos días atrás que Joseph Blatter estará presente en el sorteo del calendario de las Eliminatorias continentales para el Mundial de 2018.

"Sepp va a venir, él mismo me lo confirmó, y también se va a reunir con el presidente de Rusia", le dijo el secretario de Estado al diario Sport Express, con lo cual —sin quererlo— agitó las sábanas de los fantasmas que habían asomado en las sombras del fútbol mundial el 26 de junio pasado cuando el suizo declaró al diario "Blick" de su país que no renunció a la presidencia de la FIFA, tal como entonces lo daba por descontado el mundo entero.

"No he renunciado, sólo puse mi cargo a disposición en un congreso extraordinario", precisó Blatter, lo que pareció contradictorio con lo anunciado por él en la conferencia donde dijo que renunciaría a la presidencia de FIFA y llamaría a una elección: "He decidido dejar mi mandato en un congreso electivo extraordinario, seguiré como presidente de la FIFA hasta esa elección", dijo Blatter en aquel momento.

Como en los años de la "guerra fría", entonces: Klaus Stoehlker, ex asesor de Blatter en la campaña para su cuarta reelección como "1" de FIFA, y que ya no trabaja con el suizo, admitió que éste podría dar un paso atrás en la promesa de dejar su puesto; y... por algo se empieza: va a San Petersburgo sin que se haya realizado la elección —prevista para 2016— del dirigente que lo suceda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados