defensor sporting

Viaje eterno: 22 horas de Montevideo a Maturín

Los violetas se instalaron en el hotel San Miguel tras un periplo extenuante; Ayrton Cougo está pronto para la revancha con Monagas

partida
Violetas. La delegación de Defensor Sporting llegó a Maturín en Venezuela tras 22 horas de viaje.

La delegación de Defensor Sporting ya se encuentra en Maturín, donde mañana visitará a Monagas por el grupo A de la Copa Libertadores. Viajaron el domingo por la noche hacia Buenos Aires, la primera escala de un viaje largo y extenuante hacia Venezuela.

Con 20 futbolistas, los violetas partieron en el barco que los llevó de puerto a puerto a Buenos Aires. El navío iba lleno de argentinos que habían venido a pasar el fin de semana a Uruguay. Y entre ellos un futbolista: Rodrigo Amaral. El delantero regresaba -junto a su esposa Katherin y su pequeña hija Delfina- a la capital argentina, donde sigue entrenando en la reserva de Racing, dado que el técnico del primer equipo, Eduardo Coudet, le dijo que no lo iba a tener en cuenta. El extricolor y selección juvenil celeste tiene tres años más de contrato con el club de Avellaneda.

Los dirigidos por Eduardo Acevedo cenaron en un restaurante de Puerto Madero, donde hicieron el máximo tiempo posible, dado que el vuelo que los llevaba a Caracas salía de Ezeiza a las 4:00 horas de ayer. Pero la espera se hizo aún mayor porque el vuelo E 4 8568 de la compañía venezolana Estelar se retrasó y salió recién a las 6:30. Cabe recordar que los violetas tenían todo arreglado para viajar por Copa, pero la aerolínea panameña dejó de volar a Venezuela, por lo que tuvieron que cambiar todo el viaje a último momento.

La delegación de los del Parque Rodó llegó a Caracas recién a las 12: 50 horas de Uruguay (11:50 de Venezuela). Y pudo embarcar en el vuelo charter que los llevó a Maturín luego de tres horas de espera. Finalmente, llegaron al hotel San Miguel, donde se alojaron, sobre las 18: 00 horas. O sea casi 22 horas después de haber iniciado el viaje en el puerto de Montevideo.



MELENSE. Seguramente Ayrton Cougo será de la partida mañana (21:45 horas) en la revancha frente al equipo venezolano, un rival al que los violetas deben volver a vencer para continuar con sus aspiraciones de clasificar a los octavos de final de la Libertadores. El melense no jugó frente a Liverpool en el último partido de los violetas por el Apertura el pasado fin de semana (sumaron los tres puntos del partido con El Tanque) y tampoco pudo hacerlo la semana pasada frente a Monagas por Copa. Precisamente ese día se cumplían los 21 desde su desgarro en el posterior, el que sufrió frente a Cerro, y no quisieron arriesgarlo.

“Ahora sí llego. Estoy pronto. La semana pasada quedé afuera más que nada por precaución”, dijo Cougo, quien vio la victoria 3-1 sobre Monagas en el palco del Franzini. “Estuvo complicado porque por momentos ellos quedaban con mucho espacio, que por suerte no supieron aprovechar. Luego Defensor mejoró y se pudo sacar la victoria”, agregó el lateral-volante.

“El trabajo de los médicos, los fisioterapeutas y el profe fue espectacular y no me va a faltar ni aire ni fútbol”, aseguró el melense convencido.

“No creo que el partido vaya a ser muy diferente al que se jugó en Montevideo. Creo que va a ser medio parecido. Monagas es un equipo despreocupado, que va a esperar que nosotros salgamos a jugar y a proponer para ver si pueden conseguir algo de contragolpe”, analizó Ayrton sobre el partido de mañana, que se jugará en el estadio Monumental de Maturín.

“Nosotros tenemos que tener cuidado con las subidas y estar bien armados atrás”, añadió quien es consciente que el juego de mañana es una final más para ellos.

“Es un poco más de lo mismo, pero estamos acostumbrados. La presión ya es parte de nosotros”, reconoció el exdelantero que se transformó el lateral-volante cuando jugaba en el equipo sub 16 violeta.

La delegación de Defensor Sporting partió del puerto de Montevideo el domingo dos horas después de que finalizara el clásico entre Peñarol y Nacional. Algunos futbolistas pudieron verlo y otros no, pero se dio el resultado que más le convenía a sus intereses. En la última fecha los violetas visitarán a Peñarol.

“Miré un rato nomás. Lo bueno fue que se dio el resultado que necesitábamos y lo malo fue que ya no dependemos de nosotros para ganar el Apertura. Pero a pesar de eso vamos a salir a ganar los seis puntos que tenemos por jugar”, finalizó el futbolista que, a los 21 años, es una pieza clave en el equipo de Acevedo.

Si finalmente se confirma que juega Cougo, el equipo sería el siguiente: Guillermo Reyes; Mathías Suárez, Nicolás Correa, Ernesto Goñi; Ayrton Cougo, Carlos Benavídez, Mathías Cardacio, Martín Rabuñal; Matías Cabrera; Facundo Castro y Germán Rivero.

capitán

Cardacio viajó tras el bautismo de Catalina

El capitán violeta, Mathías Cardacio se fue feliz tras haber bautizado el sábado a su hija Catalina, de seis meses. El padrino es Mario Regueiro, hoy secretario técnico de Nacional, con quien el "Bochita" supo jugar en filas tricolores. 
Cardacio es uno de los futbolistas de Defensor Sporting que tienen una tarjeta amarilla en la Copa Libertadores, al igual que Reyes, Carrera, Rabuñal, Benavídez y Goñi. El único que tiene dos es Gonzalo Maulella, por lo que si juega ante los venezolanos y recibe la tercera tarjeta no podrá jugar en el partido ante Cerro Porteño. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)