TORNEO APERTURA

Vía crucis al título

Peñarol camina como engrillado, al jugar tanto más contra sí mismo que frente a sus rivales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tarjetas. A Valdez y Píriz por cortar los ataques adversarios.

La definición del Torneo Apertura se tratara de un juego de naipes, podría decirse que —por lo que afirmó ayer Pablo Bengoechea en el sentido de que "dependemos de nosotros"— Peñarol es el que baraja, corta, da las cartas y... es mano.

Basta con ver la tabla de posiciones y los rivales que los aurinegros tienen por delante para concluir que su chance de llegar al título, cuando le sacaron tres puntos a Nacional, es realmente prioritaria.

Concretamente: Plaza esta 13°, con 15 puntos, por 3 partidos ganados, 6 empatados y 4 perdidos, mientras que Juventud figura 15°, con 3 triunfos, 3 empates y 7 contrastes; lo que significa que los dos últimos rivales de Peñarol son menos que ese Wanderers al que los aurinegros no pudieron vencer ayer de tarde, porque los bohemios están en el 6° puesto, con 5 victorias, otros tantos empates y sólo tres derrotas, teniendo un saldo positivo de goles, al contrario de lo que ocurre con el equipo coloniense y también el canario.

Sin embargo, por lo que se observó ayer en el Centenario, ese camino de Peñarol hacia la conquista del título no parece fácil, sino por lo menos tan sufrido como le resultó el partido de la víspera frente a Wanderers.

Es que, en algunos aspectos, al menos, este Peñarol que está cerca de coronarse, parece jugar contra sí mismo, más que ante las distintas exigencias que le presentan sus rivales y, por ese motivo, camina rumbo a la consagración con mayor lentitud de la que querría su hinchada.

Más aún, tal como sucedió ayer, Peñarol marcha con un paso forzado, sobrellevando sus carencias, limitaciones, y hasta opciones y decisiones (ver por separado), que son las que lo condicionan a seguir adelante, igual que si lo hiciera engrillado y encadenado.

Por todo eso, pues, lo que encara ahora Peñarol en sus dos últimos partidos, parece un vía crucis al título; aunque es el que baraja, corta, da las cartas y... es mano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)