El Anális

La versión criolla del Camp Nou

En el partido con Villa Teresa, pese a que era la fecha inicial del Torneo Apertura,Nacional ganó un título: es el Barcelona uruguayo, más allá de que el equipo procure jugar con ritmo europeo, sobre todo en materia de presión y circulación de pelota; la comparación no pasa por el fútbol.

JORGE SAVIA

Hace años, en el Camp Nou, una voz "de la casa" explicó por qué aunque el local juegue con un rival débil, en uno de esos partidos a los que —por la desigualdad de fuerzas— en Uruguay iría poco público, allá van igual arriba de 80.000 personas.

El secreto, al parecer, está en ese fuerte sentimiento regionalista que muchos catalanes enarbolan hoy con la pretensión independentista de que tenga carácter nacional: un rival flojo sirve para expresar, con gritos de gol, la supremacía de Cataluña sobre el resto de España, al que representan los oponentes de Barcelona.

El sentido de pertenencia de la hinchada tricolor por el Gran Parque Central, obra igual: es capaz de generar una fiesta popular ante un cuadro de barrio que llega de la "B", al inicio del Torneo Apertura; y no importa si Munúa quiere jugar como Luis Enrique o Guardiola.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)