NACIONAL

"Veo a Nacional dividido, eso me sorprende y me llama la atención"

Identificado desde la cuna con Nacional, Daniel Turcatti (66), abogado de profesión y nieto de Numa Pesquera, presidente tricolor en 1923, es el candidato de la Lista 20 que bajo el lema “Unidad y Triunfos” busca comandar al club en los próximos tres años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Daniel Turcatti, candidato a presidente en Nacional. Foto: Francisco Flores

“Debemos trabajar para tener una directiva en la que los 11 dejen todo en la cancha”, apuntó quien tiene a Pablo Durán, actual dirigente albo, como compañero de fórmula.

— ¿Por qué la candidatura de Daniel Turcatti para presidente de Nacional?

Honestamente fue circunstancial. Apoyaba la candidatura de Fuentes-Recoba a través de la agrupación "Todo por Nacional", pero vino la decisión de la Comisión Electoral que de alguna forma la respetamos porque es inapelable, pero eso no nos impide decir que no la compartimos. Tras esa inhabilitación de Recoba, Fuentes nos manifestó que no se iba a presentar y pidió que tomáramos las banderas que acompañaban la línea de Ricardo Alarcón. Acepté y ahí comenzamos a armar el equipo. La idea fue armar una lista en la que todos nos sintiéramos parte de un equipo donde el candidato a presidente sea uno más.

— ¿La inhabilitación de Recoba le pareció una decisión política?

Lo que decidió la Comisión Electoral lo respetamos y ya dimos vuelta la página. Pero considero, apoyado en argumentos valederos del estatuto, que es una inhabilitación incorrecta, por eso lo queremos replantear en la próxima directiva si es que nos toca integrarla. Recoba no solamente está inhabilitado para ser elegible, sino también para ser elector y eso es demasiado castigo para un asociado. Lo digo porque además, esto afecta a todos los socios que tienen atrasos. Acá primó lo político por sobre lo jurídico.

— ¿Cuánto perdió Nacional con esa inhabilitación?

Nacional necesita renovarse con gente nueva. Creo que Recoba le puede dar al club la apertura de muchas puertas. Además, tiene experiencia por haber estado en clubes de primer nivel y prestigio. Lo perdimos para esta campaña, pero veremos cómo podemos recuperarlo para que haga aportes luego de la elección. Creo que hay que integrar a toda la gente que quiere trabajar y que está en condiciones de aportarle cosas nuevas al club.

— ¿En qué se hizo más hincapié a la hora de armar el proyecto para gobernar al club?

Básicamente rescatar muchas de las cosas buenas que se hicieron en el período de Ricardo Alarcón. Hay valores como los de la "Cultura Nacional" que tienen que volver a implementarse. También lo de la independencia económica, algo muy importante ya que si la logramos, el club estará en condiciones de poder negociar mejor con los contratistas. Hoy en día las exigencias marcan que por una conducción equivocada, el club debe desprenderse de jugadores de las formativas que recién están ingresando al plantel principal para cubrir el déficit que se genera al gastar más dinero del que ingresa.

— ¿Cree que ese fue un desacierto de la actual directiva?

A mí no me sorprendió la forma de conducción actual porque fue bastante similar a la de los períodos anteriores de Eduardo Ache. Se contrató mucho y mal. Eso determinó que se incrementara el número de jugadores en el plantel y hay que pagarlo; genera un gasto y con los ingresos genuinos del club como son la cuota social, la televisión, etcétera, no lo cubrís. Ahí hay que recurrir a la transferencia de jugadores. En 2014, para equilibrar el balance hubo que negociar el 50% de los derechos económicos de Carlos de Pena para que ingresara al club un millón y medio de dólares, pero eso ya te condiciona porque vendiste el 50 % y te quedaste sin mucho margen de negociación para una futura transferencia que fue lo que después ocurrió. Este año hubo que transferir a Gastón Pereiro a los efectos de cubrir el déficit que había en este ejercicio y todo producto de haber incrementado de forma muy errática el presupuesto, porque uno observa las contrataciones y ve que se contrató mucho y mal porque no se potenció el plantel.

— Si llega a la presidencia, ¿qué pasa con la remodelación del Gran Parque Central?

Va a continuar porque hay compromisos asumidos y lo que está en discusión es si es conveniente o no los palcos en las populares. Eso es algo que la nueva directiva tendrá que examinar, analizar y escuchar a los socios que se oponen.

— ¿Pueden coexistir los palcos y una tribuna popular?

Yo creo que sí. No es algo incompatible, pero no me cierro a escuchar y considerar otras alternativas, contemplando todos los intereses que a veces no son fáciles de unir, ya que sin la venta de palcos la ampliación no es posible. Hoy Nacional no está en condiciones de endeudarse para ampliar el estadio.

— ¿Qué cosas mantendría de esta administración en caso de ser presidente?

(Silencio). Honestamente me cuesta mucho señalar algo y no lo digo de forma intencional, pero yo noto al club como dividido y eso me sorprende y me llama mucho la atención. Hablando con los socios te dicen "ya sé a quién no votar". Como que hay una corriente "anti alguien" y eso en Nacional no es bueno que suceda. Esta administración no fue clara con el socio y no estoy hablando de irregularidades ni nada de eso, pero me pareció una gestión algo errática, desprolija y que nunca comunicó bien las cosas.

— ¿Cómo se lleva con los otros candidatos e integrantes de las listas presidenciables?

Más allá de cómo me lleve, ya que con algunos directamente no me llevo, el que me conoce sabe que soy un tipo positivo y que siempre mete para adelante. Si me toca integrar la directiva no voy a ser una persona que tranque o genere problemas.

— ¿Se ve como presidente de Nacional?

Sí. Me veo. Y a medida que pasan los días más. Creo que tengo mucho para aportarle a este club. Pero si me toca serlo, lo haré por un solo período, no soy de los que apuesta a la reelección; creo en la renovación.

— ¿Qué es lo primero que haría como presidente de Nacional?

Hablar con el director técnico y el gerente deportivo para ver lo que quieren y piensan, ver si se sienten hombres de Nacional o del presidente que se va. Eso deben definirlo ellos para ver si están dispuestos a trabajar para alcanzar la gloria en Nacional. Después hablaría con el plantel de jugadores para saber a qué aspiran porque a la cancha salen ellos y hay que darles las mejores condiciones de trabajo.

COMO SOCIO.

Una vida en el club.

Daniel Turcatti tiene más de 60 años como socio de Nacional. Ya es vitalicio pero además, protector, una modalidad que según contó "es para aquel socio que cumple 50 años y por estatuto se le exonera el pago de la cuota pero puede seguir colaborando con el club". Abogado de profesión, dedicado al ámbito laboral, el candidato de la Lista 20 es casado, tiene cuatro hijas y cuatro nietos, y además, "un montón de amigos que son de las cosas más lindas que tiene la vida". Turcatti es nieto de Numa Pesquera, presidente tricolor entre 1923 y 1925. Su amor por el club se lo inculcaron en la familia y de grande, comenzó a familiarizarse con la vida política tricolor. Primero fue integrante de la Comisión Fiscal, luego fue delegado ante la AUF y por último integró la Comisión Electoral.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)