DESDE EL ARCO

A veces, hay que dar la cara

A ver: no es nada contra Albarracín, pero no puede comparecer en la conferencia de prensa un jugador que actuó el último tramo del partido y es de los recién llegados a un plantel plagado de figuras y referentes.

Hay momentos y momentos. El del domingo, por la derrota, por la situación, la cara visible de Peñarol debió ser otra.

El brazalete de capitán no es sólo para lucirlo en la cancha. Valdéz debió ir a la conferencia de prensa, y no debió ir solo, bien pudo acompañarlo Forlán, o hasta el propio Aguiar para que expliquen ante los medios y fundamentalmente, dando la cara ante los hinchas, qué le pasa a Peñarol.

Que Albarracín compareciese ante la prensa no fue una buena decisión. No por Albarracín, claro, que tuvo que ir en un momento delicado y después de una dura derrota, sino porque Peñarol tiene varios referentes para que aparezcan en situaciones adversas y den la cara.

El Polilla siempre habla, siempre aparece, y no rehuye a ninguna pregunta. Lo mismo sucede con los dirigentes, que en las buenas y en las malas, salen en los medios.

El tema, parece, pasa por los futbolistas. Y en eso estoy con el Polilla. A Peñarol le faltan líderes, y no solo adentro de la cancha. Afuera también.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)