SUPERCLÁSICO

Valores: más allá del fútbol

El “superclásico” pasó de ser una fiesta a un bochorno en minutos; De los Santos estuvo y se refirió a los “códigos”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gallardo junto a los jugadores de River segundos después del ataque. Foto: AFP.

Desde temprano, en el amanecer de Buenos Aires, todos hablaban del superclásico. Desde el vendedor de revistas y diarios hasta la mesera de la cafetería, pasando por los típicos trabajadores del "cambio" de la calle Florida, los vendedores de tiendas deportivas o las personas que esperaban su turno en el banco para realizar su trámite. El tema del día estaba claro, se percibía. Por la noche jugaban Boca-River la revancha por los octavos de final de la Copa Libertadores.

Todos ellos esperaban una fiesta, con los vaivenes propios de los hinchas, pero nada más que un partido de fútbol, al fin y al cabo. Lo que está claro es que terminó siendo una vergüenza a los ojos del mundo, como ayer lo manifestó en conferencia de prensa el propio DT de Boca, Rodolfo Arruabarrena: "Este es en club que siempre ha tenido como anhelo que la familia venga al estadio y lo que estamos haciendo es ahuyentarla. Siento mucha vergüenza", se sinceró.

"La decisión de la suspensión se postergó bastante. Lo importante era ser solidarios con los jugadores de River. Acá sigue ganando la gente que no quiere que este fútbol mejore. Entramos todos en una situación que nos tiene que servir para mejorar en todo sentido", agregó el extécnico de Nacional.

Arruabarrena fue aún más lejos en la conferencia de prensa, y fue claro a la hora de exponer su pensamiento. "Si se le da el partido por ganado a River hay que acatarlo. Acá hubo una agresión a jugadores, que implica vergüenza para el fútbol argentino, para nosotros mismos", concluyó el "Vasco".

En la misma línea del DT, el presidente de Boca —Daniel Angelici— agregó: "Me llena de angustia, de dolor. No solamente por la imagen del club que tengo que representar, sino por la imagen del fútbol argentino".

¿Y la solidaridad?

De los temas más discutidos en las últimas horas fue la actitud de los jugadores de Boca, que se quedaron en la cancha y, salvo alguna excepción, en ningún momento se acercaron a consultar sobre el estado de salud de sus colegas "millonarios". También hubo mucho enojo por el aplauso y saludo final a la hinchada.

Uno de los que estuvo presente en La Bombonera fue el exjugador y actual entrenador uruguayo Gonzalo De los Santos, quien le confirmó a Ovación lo que publicó en su cuenta de Facebook. El "Gaucho" señaló: "La verdad tengo sensaciones encontradas, contradictorias y difíciles de asimilar. Por un lado, por ciertos energúmenos o aspectos externos, los futbolistas fueron rehenes de una situación ajena al verde césped. Por otro lado, y es lo que me deja un mal sabor de boca, fue la situación general vivida entre colegas (futbolistas). Los valores, ciertos códigos de vestuario, quedaron de lado. Escribo como exfutbolista".

El exjugador de la selección agregó que "ver jugadores agredidos (River), sin poder dejar la cancha por consecuencia de un operativo nefasto de seguridad, fue lamentable. Aunque lo más doloroso, mediocre y antifútbol fue la reacción de jugadores de Boca para y por colegas. Poco sentido común donde la realidad indica que esto es un juego pero deja de serlo cuando queremos ganarnos a los hinchas con vendidas de humo extremas (aplaudirlos, besar la camiseta, etc.). Eso genera cierta confusión debido a que pasamos de ser hinchas a fanáticos y, por ende, perdemos la objetividad de las cosas. ¿Dónde están los valores de un jugador? ¿En besarse la camiseta? ¿Aplaudir a la barra brava ? ¿Ayudar a los violentos con dinero? ¡Nooo! No pasa por ahí, porque las críticas o elogios van en función de lo que hacés en la cancha. Soy seguidor de Boca, pero fui futbolista y hay ciertos valores de vestuario que hay que respetar, como la agresión a colegas y cero respaldo de los futbolistas de Boca".

Problema de no acabar: los barras.

Según una nota del diario Olé, los líos se generaron por una "guerra de barras bravas". De acuerdo a la nota, los problemas son entre varias facciones por el negocio de las entradas (reventa) y de los "trapitos" (cuidacoches). "El grupo de La Boca perdió a manos del de Lomas de Zamora el negocio de los trapitos. Y eso vale dinero. La Federal tiene una escucha de cómo ese sector iba a armar una sorpresita, ¿Sólo el dron o también incluía el gas pimienta?", se preguntó Olé. Todo está en manos de la Justicia.

DE TODO UN POCO .

Hoy, la sanción; Fuertes medidas.

El Tribunal de Disciplina de Conmebol se reunió ayer, pero no dio a conocer las sanciones a Boca. Extraoficialmente: River ganará el partido, cierre de La Bombonera por 2 años e imposibilidad de jugar Copas (1 año).

Boca realizará sus descargos.

La Conmebol le dio plazo a Boca hasta hoy, a las 14:00, para presentar sus descargos sobre lo que pasó. Boca asegura que el gas pimienta no provino desde afuera de la manga, sino desde adentro de la cancha.

Berni: "No hubo ningún incidente".

El Secretario de Seguridad de Argentina, Sergio Berni, se refirió a los incidentes de La Bombonera. La autoridad dijo insólitamente que el operativo policial fue "impecable" y que "no hubo ningún tipo de incidente". ¿Habrá ido al partido?

Tras derrapar con la foto, se disculpó.

Gonzalo Perlo, piloto de TC Pista, se disculpó por la foto que se sacó junto al drone que sobrevoló la Bombonera. "No lo manejaba yo ni conocía a las personas que lo manejaban. Poco puedo contribuir a la Justicia", declaró. Dijo estar "dolido y arrepentido" por lo sucedido.

Entre tantas de las pálidas, una buena.

Tras el escándalo del superclásico, ayer varios hinchas "xeneinzes" compartieron en las redes sociales una imagen con la siguiente descripción: "Disculpa River. 14 de mayo de 2015 fuimos vergüenza internacional. No más violencia". Un buen gesto en días amargos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)