PEÑAROL

Valentín Rodríguez cumplió el sueño del pibe: entró y marcó un golazo para ganar el clásico

El juvenil entró en el segundo tiempo y se despachó con un golazo para sellar el triunfo clásico en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Valentín Rodríguez. Foto: Estefanía Leal.
Valentín Rodríguez. Foto: Estefanía Leal.

Valentín Rodríguez cumplió el sueño del pibe. Parece trillado decirlo de esa forma, pero es así. ¿Qué chiquilín en este país no sueña con ingresar en un clásico y encima marcar un golazo para cerrar el partido?

Eso fue lo que ocurrió. Mauricio Larriera le dio ingreso a los 87’ por Facundo Torres. Parecía que era un simple cambio para hacer correr el reloj, pero terminó siendo valiosísimo el aporte del juvenil que el mes pasado recién cumplió 20 años.

A los 92’, Rodríguez recibió una de sus primeras pelotas. Estaba pegado contra la línea. Todo indicaba que podía buscar una falta o simplemente llevar la jugada contra el banderín del córner. Sin embargo, arriesgó y ganó. Encaró hacia al área y pasó entre dos hombres de Nacional. Pudo pasarla, pero ya tenía el arco entre ceja y ceja. Pisó el acelerador y se volvió a sacar dos rivales de encima. Cuando se quiso dar cuenta, ya estaba cara a cara con Sergio Rochet. Fue como una jugada de PlayStation. Valentín Rodríguez apretó el botón de turbo y se fue expreso. Subió la velocidad, pasó entre cuatro camisetas blancas y luego definió con un zurdazo ante la salida del arquero.

Su cara lo decía todo. Sueño cumplido. Felicidad pura. Se sacó la camiseta, la revoleó y salió corriendo para abrazar a sus compañeros que estaban en el banco de suplentes.

Desde su aparición en Primera División el año pasado, Rodríguez apareció en 14 encuentros, sumando Campeonato Uruguayo y Copa Sudamericana, y solo en cuatro fue titular. Tal vez con ir al banco y entrar algún minuto en este clásico le alcanzaba, pero el premio fue todavía mayor.

Su primer gol con el equipo principal de Peñarol no solo fue en un clásico. También fue en un partido internacional y que sirvió para sellar el primer triunfo del club en el profesionalismo en el Gran Parque Central, por lo que esa imagen quedará para la historia.

Valentín Rodríguez, como popularmente se dice, cumplió el sueño del pibe. Y de verdad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados