AUF

Y Valdez se fue: crónica de una muerte anunciada

El presidente lo hizo oficial: anunció que no será candidato y justificó razones familiares y personales.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

Wilmar Valdez hizo oficial lo que ya manejaba con absoluta convicción de que iba a ocurrir el grupo más cercano a su persona: la AUF tendrá nuevo presidente porque el dirigente tomó la decisión de retirar la candidatura a la reelección al cargo que ostenta desde hace cuatro años cuando mañana se haga la votación.

¿Fin o principio? Por un lado hay una certeza: a la AUF la va a dirigir otro Consejo Ejecutivo en el periodo que irá desde el corriente año hasta 2022, porque a Valdez -por más que ayer en el programa Punto Penal esgrimiera razones familiares y personales- lo jaquearon algunos audios que en la jornada del pasado viernes, en un encuentro privado con otras dos personas, alguien le hizo escuchar. Por otro, es el comienzo -o debería serlo- de una investigación que permita entender qué es lo que ha ocurrido para que un dirigente que hasta el jueves se sentía con la fuerza necesaria y las ideas claras como para liderar la transformación del fútbol uruguayo, dos días después dé un paso al costado.

Queda bien claro que Valdez tomó la determinación de alejarse del fútbol uruguayo después de dialogarlo en profundidad con su familia y sin escuchar a sus pares del Consejo Ejecutivo de la AUF, quienes -entre otros directivos- le solicitaban que afrontara el desafío aun si los supuestos comprometedores audios se hicieran públicos.

El origen de todo está ahí. Y de ello no hay duda, por más que Valdez ayer habló de la necesidad de vivir más horas con su familia, de entregar a los clubes un clima de paz, de darse cuenta que tres candidatos dividían muchísimo las aguas. Su determinación está emparentada con el deterioro que iba a tener su imagen.

Actuales integrantes del Consejo Ejecutivo de la AUF, con cierto temor de lo que pudieran decir a través del teléfono -por la sospecha de que se graban las comunicaciones-, reconocieron a Ovación que existió presión externa para que Valdez diera este paso. Este hecho fue confirmado por algunos de los directivos más importantes del fútbol uruguayo, quienes escucharon los audios y aseguraron que Valdez cometió un error, pero “no hay un caso de corrupción”.

“Escuché uno de los audios y no te puedo decir lo que dice, y si bien es un acto que lo mancha, no habla de un presidente que pueda ser juzgado por la opinión pública por corrupción”, aseguró un dirigente importante.

Por otra parte, mientras Valdez confirmó que escuchó nada más que un audio en varias instituciones de Primera división se habla de que pueden llegar hasta a 11. Y, también, que un oportunismo electoral es el que puede haber jugado un papel protagónico en esta decisión de marcharse.

La versión que comenzó a cobrar más fuerza es la que establece que uno de sus adversarios electorales es quien habría filtrado a una o dos personas más el contenido de los referidos audios. Uno de los actuales neutrales de la AUF, que prefirió mantener su nombre en el anonimato, remarcó ayer a Ovación: “Esto no va a aguantar mucho más, porque en el fútbol nos conocemos todos y tarde o temprano se va a revelar el origen de todo”.

Los grandes. Que la decisión de Valdez termina de generar una sacudida grande en la AUF es innegable. Y, por encima del cambio de panorama electoral (ahora quedaron Arturo Del Campo y Eduardo Abulafia como candidatos) también se mueven las estanterías en Nacional y Peñarol.

Ambos clubes grandes iban a respaldar la candidatura de Valdez, por lo que en principio se iba a originar una fractura en la elección del nuevo candidato a apoyar. Sin embargo, ahora esto no va a ocurrir. José Luis Rodríguez y Jorge Barrera mantuvieron ayer una extensa reunión y al cabo de la misma, de acuerdo con lo que revelaron a Ovación, aurinegros y tricolores no votarán en forma conjunta.

Todo apunta a que el candidato a respaldar será Eduardo Abulafia, quien antes de la determinación de Valdez ya reunía más adhesiones que Del Campo. Sin embargo, según pudo saber Ovación, Nacional en primera instancia votará a Del Campo y si hay segunda ronda sí apoyará a Abulafia.

Esta actual coyuntura se sostiene bajo la premisa de que los grandes no se sienten identificados con los dirigentes que impulsaron la candidatura de Del Campo. La resistencia a contar con representantes de Nacional y Peñarol en la integración del Consejo Ejecutivo los aleja de manera sostenida de esa corriente.

Postura. Wilmar Valdez estuvo ayer por la mañana en el programa Punto Penal que se emite por la pantalla de Canal 10 y explicó los motivos de su renuncia.

“Solo han existido razones familiares para esta decisión. Volveré a disfrutar de cosas que en estos últimos cuatro años he perdido, como mi familia, los amigos, el trabajo. Uno en estas cosas muchas veces es egoísta”, expresó.

“No ha sido decisivo en mi determinación el audio que me hicieron escuchar. Tengo razones familiares y personales. El fútbol te lleva, por exposición o por trabajo, a olvidarte de tu familia. Yo hice un click y tomé la determinación de parar. No ha habido anormalidad en el manejo de los dineros de la FIFA para los clubes. Está todo auditado en la AUF y es fácil de comprobar. No hay amenazas de nada. Cuando se toman estas decisiones es normal que haya conjeturas. Le pido a todos los actores del fútbol que no gasten energías en especulaciones. Es una decisión humana. Le pido a la gente que apoye y aliente al que le toque estar al frente de la AUF”, agregó.

Asimismo, recalcó: “Escuché un audio y de lo que me arrepiento es de hablar de algunas personas y de determinados conceptos, pero fue en un marco personal y sin creer que estaba siendo grabado”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)