DE VOLEA

Uruguayos, eternos disconformes

DANIEL ROSA

Daniel Rosa

Hace unos días escribía que nos atrevamos a disfrutar todos de este momento de la selección porque ha sido más lo sufrido en los últimos 50 años que lo celebrado. Uno de los defectos que tenemos los uruguayos es que somos inconformistas; nada nos viene bien. Es por eso que sigo rescatando del pasado períodos oscuros para poner en contexto el presente. Hay muchas voces críticas a la conducción de Oscar Tabárez. He tenido mis diferencias con sus planteos y oportunamente lo he dicho, pero tampoco se trata de ver el árbol y no ver el bosque. Uruguay se ha ido renovando y no solo en nombres, sino en su juego. Sin embargo, muchos dicen que, con la calidad de los futbolistas que posee, la Celeste debe jugar mejor. Acá se puede entrar en un debate sobre lo que es jugar bien y jugar lindo, pero el espacio no alcanzaría. Jugábamos muy lindo en las Eliminatorias para Alemania 2006 y no clasificamos al Mundial. Ahora de repente no jugamos tan lindo, pero jugamos bien y somos protagonistas. Antes la queja era: jugamos como nunca, perdemos como siempre. Ahora el reproche es que ganamos pero jugando feo. Yo prefiero lo último, porque siempre quiero ver a Uruguay protagonista. Y esta selección lo es. ¿O ya nadie recuerda que en Sudáfrica 2010 fuimos cuartos y en Rusia 2018 quintos? Ay, la memoria…

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)