COSTA RICA

El uruguayo Joaquín Aguirre y los curiosos pasos que dan previo a cada partido

El fútbol tico retomó su torneo y el zaguero uruguayo disfruta con la camiseta del Cartaginés sin perder los cuidados.

Joaquín Aguirre con la camiseta del Cartaginés.
Joaquín Aguirre con la camiseta del Cartaginés.

El fútbol volvió en América de la mano de la liga de Costa Rica. Y con ella una presencia uruguaya: la de Joaquín Aguirre. El zaguero (29) surgido en Peñarol, defiende los colores del Cartaginés hace poco más de un año y desde Cártago contó a Ovación su situación actual y el particular protocolo con el que regresó la actividad en el fútbol tico.

Tanto Aguirre como sus compañeros se sorprendieron al ver que en Nicaragua, país vecino, no se detuvo el fútbol y eso que “conocidas de mi señora le decían que la cantidad de casos era grande, pero que no contaban mucho. Incluso muchos quisieron cruzar para Costa Rica, que cerró fronteras, y la gran mayoría de los que eran detenidos tenían COVID-19”.

“Cuando jugamos un partido a puertas cerradas y los casos empezaron a subir mucho me asusté un poco y estaba de acuerdo con que se parara el fútbol. Los jugadores empezaron a publicar en redes sociales porque el fútbol iba a seguir como si nada y lo consiguieron. A partir de ahí mucho cuidado y con la familia el primer mes estuvimos encerrados y solo salíamos al supermercado porque era necesario”, cuenta Aguirre.

Pese a ello, el defensa uruguayo considera que “en general se manejó bastante bien, la gente fue muy consciente y en las calles no veías a muchas personas. La situación era más complicada en la capital (San José), acá en Cártago se portaron bien”.

Joaquín Aguirre junto a su pareja y sus dos hijas en Costa Rica.
Joaquín Aguirre junto a su pareja y sus dos hijas en Costa Rica.

Pero bajó la curva de contagios, los recuperados eran muchos y entonces el fútbol volvió, con muchas precauciones, pero volvió.

Con solo cinco días entre el primer trabajo grupal y el primer juego, Cartaginés y Joaquín Aguirre volvieron a la cancha luego de aquel 17 de marzo cuando se detuvo la actividad en Costa Rica.

“En lo físico estábamos bastante bien, pero en el contacto con la pelota nos perdimos mucho”, aseguró Aguirre tras lo que fue una derrota por 2-0 ante Alajuelense.

Aunque el dato a repasar es cómo se preparó la vuelta y de qué manera vivieron los jugadores la previa: “Antes de salir de casa me tomé la temperatura porque si tenés 37.5 ya no podés ingresar al estadio y traté de no tomar café ni nada porque eso a veces te puede subir la temperatura. Llegamos al estadio por nuestra cuenta, te toman la temperatura y tenés que pisar agua con desinfectante” y agrega: “Después el lavado de manos y ya ahí nos separamos. Tenemos dos vestuarios en nuestra cancha y esas instalaciones se la tuvimos que dar al equipo visitante y nosotros nos cambiamos en el comedor, porque pusieron eso como condición en el caso de que no haya vestuarios suficientes. Hasta antes de salir a calentar con tapaboca y nos cambiamos teniendo la distancia de un metro ochenta y por grupos, primero los que jugaban y después los suplentes que se van para la tribuna”, sentencia el zaguero

Joaquín Aguirre defendiendo la camiseta del Cartaginés.
Joaquín Aguirre defendiendo la camiseta del Cartaginés.

“En el partido fue normal y el contacto ese siempre lo vas a tener. Enseguida que terminó el partido entró el médico para darnos tapabocas una vez más. La ropa la tenemos que lavar toda nosotros y bañarnos también cada uno en su casa”, comenta.

Pocos días después, les tocó viajar para jugar ante Pérez Zeledón en lo que fue triunfo por 1-0 y en este caso “ómnibus desinfectado y todos con tapabocas porque es un viaje como de dos horas”.

El “nuevo fútbol” es así. Con tapabocas, sin gente y con muchas precauciones que tomar y de eso aprendió Aguirre.

peñarol

"Me hubiera gustado estar más tiempo"

“Estuve desde los 13 a los 22, cuando tomé la decisión de irme porque me quedaba tiempo de contrato y justo Diego Alonso me dijo que iba a contar conmigo, pero un día me rayé y pensé que no tenía los minutos que me gustaría tener. Me encantaría estar otra vez en Peñarol hay que estar muy bien preparado física y mentalmente para estar en un club así”, aseguró Aguirre quien jugó dos partidos en Primera con la camiseta aurinegra.

Joaquín Aguirre durante uno de los juegos en la Primera de Peñarol. Foto: Archivo El País.
Joaquín Aguirre durante uno de los juegos en la Primera de Peñarol. Foto: Archivo El País.
carrera

El Tanque le abrió las puertas y pasó por Colombia

Sumó un total de 79 partidos defendiendo los colores del equipo fusionado antes de recalar en Racing. Su primera experiencia en el exterior fue en La Equidad de Colombia, pero volvió a Uruguay para defender a Deportivo Maldonado hasta llegar al Cartaginés de Costa Rica. Acumula 11 goles en total y esta temporada superó los cuatro tantos que había marcado en la 2015/16 con El Tanque.

Joaquín Aguirre con la camiseta de El Tanque Sisley ante Defensor Sporting. Foto: Archivo El País.
Joaquín Aguirre con la camiseta de El Tanque Sisley ante Defensor Sporting. Foto: Archivo El País.
costa rica

Su contrato, Cártago y una lesión muy molesta

El contrato de Aguirre finaliza cuando termine el torneo aunque “antes de que pasara todo esto tuve conversaciones y estaban contentos conmigo, pero con todo esto hay que ver”. Pese a que se desgarró al poco tiempo de llegar, y antes del debut, “me recuperé bien y me fui ganando el cariño de la gente. Cártago es una provincia linda y eso suma”, agregó quien lleva cinco goles en la temporada.

el regreso

Tenía los pasajes para volver a Uruguay

A fines de mayo tendría que haber terminado el campeonato en Costa Rica y por eso Joaquín Aguirre y su familia ya tenían los pasajes marcados para venir a Uruguay. “Hablamos con la cónsul y nos dijeron que los vuelos empezarían en julio, así que habrá que esperar”, comentó el zaguero. De todas maneras, el contacto con su familia en Uruguay y el minuto a minuto de lo que sucede en su país no lo pierde porque “hoy con las redes sociales es más fácil y sabemos todo lo que está pasando allá”, agregó quien llegó al Cartaginés de la mano del entrenador uruguayo Martín Arriola en mayo de 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados