EN LIMA

Argentina goleó a Uruguay que ahora irá por el bronce ante México

Con doblete de Gaich y un tanto de Valenzuela, la Albiceleste se impuso ante Uruguay por 3-0 en los Juegos Panamericanos.

Uruguay vs. Argentina. Foto: Reuters
Uruguay vs. Argentina. Foto: Reuters

No encontró los caminos, falló muchísimos pases y los que fueron figuras de relevancia en la fase de grupos estuvieron muy peleados con la pelota. Todo eso contribuyó para que Uruguay caiga ante una selección argentina que irá por el oro ante la Honduras de Fabián Coito, que venció a México.

Para destacar hay muy poco. El empuje de Maximiliano Araújo en el segundo tiempo, el juego de Francisco Ginella que fue de lo más claro de Uruguay y el incansable trabajo de Darwin Núñez en el ataque que esta vez no tuvo el efecto esperado.

En el partido que los dirigidos por Ferreyra más concentrados debían estar, tuvieron su actuación más floja y eso pasó factura para que la Celeste deba ir frente a México por el bronce y no pueda defender el oro.

El encuentro desde el arranque se hizo cuesta arriba e incluso antes del primer gol argentino ya lo era. El equipo albiceleste se adueñó del esférico desde el primer instante y complicó mucho por las bandas en todo momento.

Una de esas jugadas fue la que encontró muy solo a Adolfo Gaich dentro del área para desviar la pelota y poner así una apertura que era merecida cuando recién iban seis minutos de juego.

El gol descolocó todavía más a un Uruguay que se mostró muy desconectado, con graves problemas defensivos y con un equipo partido en dos entre defensa y ataque lo que provocó que la pelota apenas llegara sobre el arco defendido por el arquero argentino Facundo Cambeses.

La Celeste empezó a desesperarse y unos instantes previos a la media hora de juego ya la derrota era por una diferencia de dos goles.

Porque Argentina volvió a ganar la banda, porque Gaich aprovechó una serie de rebotes y porque su remate pegó en la mano de Bruno Méndez transformando la jugada en penal.

Pese a que lo gestó, no se lo dejaron patear y fue Carlos Valenzuela quien lo hizo. El jugador de Barracas Central definió con un toque exquisito y la picó para poner el 2-0.

Cuesta arriba. Así estaba el partido cuando llegó el segundo balde de agua fría para los de Gustavo Ferreyra. Los intentos eran pocos y aunque “Fede” Martinez mostró alguna intención, no terminaron en peligro.

Como si eso fuera poco, a los 34’ la Celeste quedó con un hombre de menos. Emanuel Gularte despejó y dejó la pierna golpeando a Adolfo Gaich y generando así la expulsión.

Ya no era bravo. Era muy bravo. La Celeste no bajó los brazos y fue con más corazón que fútbol a buscar un descuento que nunca llegó pese a que Núñez siguió corriendo y que Araújo intentó siempre por la izquierda.

Gaich, tras un rebote, puso el tercero y le bajó la persiana a una noche para el olvido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)