ESPAÑA

"Uruguay te enseña a eso: a valorar y disfrutar las cosas"

Luis Suárez habló en una entrevista a un periódico catalán de las dificultades que tenía de chico y las que tiene ahora como padre, como de no poder ver las presentaciones de su hija en la escuela: "Quiero que sea ella el centro de atención, no yo".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La entrevista de Luis Suárez con El Periódico. Foto: elperiodico.com

Luis Suárez dio una entrevista con El Periódico de Barcelona en el que habló del momento que se enteró que iría a Barcelona, su llegada y su momento actual, además de las dificultades que tuvo en sus comienzos en Uruguay y los que tiene hoy en día para camuflarse para pasar inadvertido y poder hacer cosas con su familia.

Dos meses antes de firmar por el Barcelona dijo que no se veía jugando en ese club. "Primero porque el Barça practicaba un fútbol con mucho toque y había poco espacio para mi forma de jugar; segundo, porque Leo (Messi) jugaba de nueve, de falso nueve, y era imposible quitarle el puesto. Y también porque el Barça había dejado de utilizar un nueve como Eto'o. Todo eso me hacía pensar que no tenía posibilidades. Además, estaba acostumbrado al juego largo y físico del Liverpool, similar al de Uruguay, y el Barça no jugaba ni mucho menos así", explicó.

Sin embargo, su forma de ser lo ayudó. "Cada vez tengo más claro que si he llegado a algún sitio es porque soy muy terco. Nunca bajo los brazos, es lo que me caracteriza. La gente se sorprende de que en el minuto 90 aún siga presionando. Yo vivo el fútbol así porque nunca me regalaron nada".

Es que en "Uruguay te enseña a eso: a sufrir de chico para conseguir las cosas, a saber lo que cuesta comprarte unas bambas (zapatos). Te enseña a valorar y disfrutar las cosas".

"Jugué descalzo en la calle, con mis amigos. Y disfrutábamos. Si rompía las bambas, mi madre me decía que no me compraba otras en dos meses. Las mismas bambas servían para jugar, ir al colegio, salir… Pasé por momentos muy complicados. A mis hijos se lo recalco cuando se quejan. Delfina salta cuando Benja, el pequeño, se queja. 'Papi no tenía eso', le dice. Es lindo que tengan esa mentalidad", comentó.

A la vez, está lejos de recibir un trato de estrella. "Nunca. Había visto presentaciones de otros jugadores con el estadio lleno... La verdad es que me inquietaba el momento en el que te dan el balón y lo tienes que dominar sin que se te caiga al suelo (risas). Me habría gustado vivirlo pero ya pasó".

La dificultad de ser Luis Suárez.

"Estoy muy agradecido de poder disfrutar en esta ciudad con mis hijos con actividades que no puedo hacer en Uruguay por muchos motivos. Los niños lo saben y lo sufren. Cuando vamos allá están siempre en casa, a lo sumo en casa de algún primo y salen alguna vez con la madre. Saben las prohibiciones que tenemos allí. Acá les recojo del colegio, los llevo al gimnasio, vamos a tomar un helado, a comer... Acá tenemos nuestro espacio", aseguró.

"A Delfi (su hija) no le importa tanto el fútbol y las celebraciones son para demostrarle que estoy pendiente. A ella le duele, por ejemplo, que no puedo ir a verla a las exhibiciones escolares por los entrenamientos, los partidos y porque quiero que sea ella el centro de atención, no yo. A veces acudí tapado con la capucha, añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados