SELECCIÓN

Uruguay es pura alegría

Los celestes reconocieron el estadio donde hoy debutarán ante Jamaica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguay

Si Tabárez no hubiese dicho unos minutos antes en la conferencia de prensa cuál va a ser la integración del equipo para el debut de hoy ante Jamaica, bastaba con atravesar la pista de atletismo del estadio Calvo y Bascuñán y no solamente mirar hacia el interior de la cancha, sino también "parar el oído" en dirección al grupo de jugadores celestes que habían entrado hacía un rato y ya estaban en contacto con la pelota, aunque realizando movimientos individuales e informales, a no mucha distancia.

Es decir, la distensión y hasta la alegría que es patrimonio visible —y audible en este caso— de los equipos donde todo está OK, sin dificultades ni sobresaltos, era el dato más genuino y fidedigno de que la única duda que Ovación despejó en su edición de la pasada jornada estaba absolutamente aclarada: José María Giménez superó el dolor en la cara posterior del muslo izquierdo y será titular junto a Diego Godín en el centro de la retaguardia.

Es que el propio "Josema" recibía alguna pelota que le llegaba desde el pie de un compañero y, antes de devolverla, la paraba, la levantaba y hacía "jueguito" con ella, notoriamente contento; y, fundamentalmente, liberado de la presión que en su momento debe haber experimentado.

Además, una postal más amplia ofrecía la imagen espléndida, pletórica de color por el verde de la cancha, el azul, el celeste y el blanco de las butacas en las tribunas del estadio donde hoy jugará con Jamaica, y el espectacular reflejo de los rayos del sol iluminando el adusto tono ocre de la montaña.

En una palabra, la selección reconoció la cancha impecable— del estadio donde hoy intentará quebrar el "maleficio" de Tabárez, que un rato antes recordó que "yo estuve en tres copas América y en ninguna debuté ganando", y lo hizo con muy buen ánimo, de muy buen talante, sin contrariarse ni siquiera por la circunstancia de que hubo que adelantar el almuerzo para las 11:45 porque a las 13:45 era obligación estar en el estadio, ya que después le tocaba el turno de reconocer la cancha a los rivales.

Milagro: todo verde pese a la poca agua.

La cancha del estadio Calvo y Bascuñán, donde hoy Uruguay debutará en la Copa América 2015 ante Jamaica, se ve y está, que es lo más importante— espléndida. No sólo el color esmeralda del césped luce impecable, sino que contrasta con las tonalidades claras de las butacas en las tribunas e impacta.

Ahora bien, eso es lo que se aprecia a primera vista, en forma superficial, porque el acondicionamiento que se hizo, tanto de la cancha del estadio como de las tres de alternativa que hay a un costado del mismo, constituye un verdadero milagro.

Es que los antofagastinos se sienten orgullosos de que su ciudad se encuentre enclavada en una orilla del desierto más árido del mundo; pero eso tiene un costo muy alto: el agua, que es escasa, resulta muy costosa en Antofagasta; y, por consecuencia, será muy oneroso el riego necesario para mantener el estado de las canchas de aquí en adelante. Es más, la falta de agua es tal que la que utiliza la población para el consumo diario se extrae del oceáno Pacífico y luego es procesada en unas plantas potabilizadoras que son las que, en definitiva, elevan el costo del vital elemento al que, por ejemplo, se refirió ayer el alcalde de Antofagasta sumamente preocupado por la gran inversión que se hizo en el acondicionamiento de las canchas y su posterior mantenimiento cuando la disputa de la Copa América sea cosa del pasado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)