SELECCIÓN

A Uruguay le sobró un volante

El maestro Óscar Washington Tabárez tuvo el reencuentro con sus jugadores luego de sellar un nuevo vínculo, el quinto, con la selección uruguaya de fútbol.

La alineación de Uruguay en el amistoso contra Corea
Foto: Reuters

Corea del Sur fue la primera parada del nuevo camino que no presentó muchas novedades ya que el objetivo es seguir dándole forma a un equipo que busca consolidarse pero sobre todo, continuar el proceso de selecciones al que se siguen sumando futbolistas que llegan a la mayor tras su paso por las juveniles.

Y allá fue Uruguay, con las mismas ganas de siempre, con jugadores comprometidos con el trabajo de un entrenador que ya dejó su huella y que va por más.

Es que el de ayer representó un nuevo comienzo. El inicio de una etapa que pretende llevar a Uruguay nuevamente a un Mundial.

Lejos de hacer cambios revolucionarios, Tabárez mantiene una base de jugadores y de a poco, busca variantes para darle otro nivel a un equipo que ayer no rindió como se esperaba.

¿Las razones? Primero hay que dejar en claro que el encuentro fue un amistoso. No había nada en juego. Más allá de eso, el rendimiento de Uruguay bajó considerablemente respecto a lo mostrado ante México, aunque en ese partido el técnico fue Fabián Coito.

Ayer Uruguay salió a la cancha con cuatro volantes que tienen la marca como su primera gran función y no lograron sumarse a la ofensiva. Faltó generación de juego y la distancia con los delanteros por momentos fue demasiada.

Está claro que fue una prueba y nadie mejor que el entrenador para sacar conclusiones, pero a la hora de analizar lo hecho por Uruguay, quizá faltó un jugador que mostrara más opciones ofensivas. La Celeste sintió la ausencia de Cristian Rodríguez o Carlos Sánchez. Giorgian De Arrascaeta no tuvo minutos y Gastón Pereiro, a pesar de jugar 17’, no tuvo un buen ingreso.

Lo cierto es que dentro de los apuntes que se pueden sacar, a Uruguay le sobró un volante o mejor dicho, le faltó un nexo distinto entre los hombres del medio y los delanteros.

Nández

Fue más entrega que fútbol en la primera parte. Corrió mucho y trató de ayudar en los relevos en la mitad de la cancha pero tuvo poca participación en el juego ofensivo de Uruguay. No pudo sobresalir pero de todas maneras, demostró el coraje que siempre tiene a la hora de salir a la cancha. A los 45’, fue sustituido por Gastón Silva.

Torreira

Sigue creciendo en su juego y lo demuestra con grandes actuaciones. Fue el motor celeste en la mitad de la cancha, cortando pelotas y tratando de asistir a los de arriba. En el segundo tiempo le sumó más corazón y en una pelota recuperada habilitó a Matías Vecino para el empate transitorio de Uruguay. Es clave.

Bentancur

o gravitó demasiado como en otros partidos pero intentó cosas distintas como el remate de media distancia. Tuvo dos y en una reventó el horizontal tras un rebote a la salida de un córner. Sigue sumando minutos en la renovada mitad de la cancha de Uruguay y mostró su cuota de calidad, aunque no es su máximo esplendor.

Vecino

Comenzó por la izquierda en la zona de volantes y fue importante para cubrir esa zona. Hizo el gol del empate impulsado por la vocación ofensiva de sumarse permanentemente al ataque y cumplió un papel importante en el equipo celeste. Tuvo visión de cancha y también intentó el remate de media distancia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º