SELECCIÓN SUB 20

Con Uruguay, no hay dos sin tres

Los juveniles celestes lograron el tricampeonato Sudamericano en 1964.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Campeones. La selección también logró el título de 1964 y mantuvo una tendencia: las copas se guardaban en la AUF.

La selección Sub 20 de Uruguay de 1964 tuvo la particularidad que fue un equipo con goleo repartido. Enrique Alfano y Vito Fierro —ambos volantes— fueron los goleadores celestes con dos anotaciones cada uno mientras que Omar Barreto, Juan Chiarini, Ruben Techera y Leonardo Turia convirtieron un gol cada uno. Uruguay hizo el 75% de los puntos posibles en esta edición.

Para Uruguay no resultaba fácil jugar el Sudamericano Sub 20 de 1964, que se disputó en Colombia. En las dos primeras ediciones (1954 y 1958), con el bicampeonato la selección había dejado el listón muy alto. Sin embargo, aquello que se planteó como una mochila pesada se transformó para los dirigidos por Juan Carlos Ranzone en el envión para el tricampeonato.

"Teníamos esos antecedentes buenos, que habían marcado una trayectoria muy importante y estábamos ahí, intentando repetir. El grupo fue bárbaro y logramos cumplir con el objetivo", sostuvo Vito Fierro, quien fue uno de los jugadores más importantes del plantel de 1964.

Este Sudamericano —que se disputó en Barranquilla, Bogotá, Cali y Medellín— tuvo la particularidad que se desarrolló en el formato de todos contra todos.

Por los resultados que se habían registrado en los primeros partidos, el último encuentro entre Uruguay y Colombia se transformó en la final del torneo, porque el que ganaba era el campeón.

"La final fue en el Campín de Bogotá y una semana antes ya estaban todas las entradas vendidas. En el aquel tiempo Colombia no era el Colombia de ahora, que más o menos ha tenido una trayectoria bastante buena, en aquel entonces para ellos ir a una final, aunque fuera juvenil, era una conquista bárbara", recuerda Vito, quien a los 69 años rememora ese momento como si hubiera sido ayer y se apresura a contar una anécdota de ese día: "Me acuerdo algo que pasó. Una jugada en el área, en el arco nuestro, en la que Eduardo García —que era el golero titular en lugar del Chiquito Mazurkiewicz, que no jugó— tapa una pelota en la raya del arco y en ese mismo momento se meten todos los periodistas adentro de la cancha a sacar fotos para decir que había sido gol y para presionar al juez. Fue increíble. Nosotros nos quedamos tranquilos; Eduardo con la pelota ahí, no se movía. Ellos sacaron las fotos, que salieron en todos los diarios, pero se comprobó plenamente que la pelota no había entrado. Fue tremendo".

Fierro hizo las formativas en Sud América, donde debutó en Primera División, y después también pasó por Peñarol y Danubio. También dirigió muchos años en juveniles (y a la Primera de Danubio en una Liguilla) donde curiosamente tuvo entre sus dirigidos a Fabián Coito, actual entrenador de la selección Sub 20. "Fue en la Tercera División de Wanderers en 1987. Teníamos muy buen equipo y salimos campeones. A Fabián lo quiero muchísimo, está muy bien preparado", recuerda.

Por último, el exfutbolista de la selección uruguaya brindó su opinión respecto al presente del equipo de Coito: "Creo que tiene muy buenos jugadores. Hay una compenetración y hay un estado de orden y disciplina, en el cual tuvo mucho que ver Tabárez, que influye muchísimo en la selección. En todos los grandes equipos el tema del vestuario, el tema de la conducta, de la manera de estar unidos es fundamental. Con Pablo (Forlán), mi hermano de la vida, estamos permanentemente mirando los partidos y hablando de fútbol".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º