SELECCIÓN

Uruguay: La década de 1980 vs. los años de Oscar Tabárez

¿Títulos de América o buenas campaña en los mundiales? La polémica está abierta después de Brasil 2019.

Festejo Uruguay frente a Portugal
El festejo celeste luego del segundo gol de Cavani a Portugal en Rusia. Foto: Nicolás Pereyra.

“Discutir de fútbol representa el segundo deporte nacional, luego del propio fútbol. Y la actuación de Uruguay en la última Copa América reabrió una discusión, con un tema sobre la mesa que puede presentarse (muy resumidamente) como un combate de boxeo: títulos vs. actuaciones en los mundiales.

“Uruguay se clasificó a los últimos tres mundiales en la era Tabárez pero solo ganó una Copa América”, dirán algunos. “Solo se ganó una Copa América, pero la Celeste fue protagonista en las últimas tres Copas del Mundo”, responderán otros, diciendo casi lo mismo pero con una ubicación diferente para el “pero…” tan habitual entre los hinchas uruguayos.

La campaña del seleccionado entre 2010 y 2019 parece ser la inversa del período 1981-1990, el anterior gran momento de la camiseta celeste. ¿Cuál fue mejor? El asunto no es sencillo, pues se combinan números y trofeos con valoraciones conceptuales.

Después de un largo período de oscuridad, la década de 1980 marcó el regreso de la Celeste (y también de Nacional y Peñarol)a los títulos , con numerosos jugadores que habían conquistado los Sudamericanos juveniles de 1975, 1977, 1979 y 1981. Esos planteles representaron el nexo entre todas las actuaciones de la Selección, porque por allí pasaron cuatro técnicos (Roque Máspoli, Omar Borrás, Roberto Fleitas y Óscar Tabárez).

El repaso cronológico recuerda que primero se conquistó el Mundialito en enero de 1981 frente a las potencias mundiales. Pero meses después el equipo resultó eliminado de la Copa del Mundo de España 1982.

En febrero del 82 se obtuvo en la Copa Nehru en Calcuta. Con esa base, Uruguay logró la Copa América de 1983. Dos años más tarde se logró la clasificación a México 1986, luego de una ausencia de 12 años en mundiales. Pero México resultó un desastre: dos empates y dos derrotas, incluyendo una goleada ante Dinamarca.

Uruguay vs. Brasil 1983
Festejo del gol de Francescoli a Brasil en la Copa América 1983. Foto: Archivo El País

En 1987, sin embargo, la Celeste emergió de aquellos sótanos y se trajo la Copa América de Buenos Aires, derrotando a los campeones mundiales argentinos. El título sudamericano se perdió en el último partido de la Copa de Brasil 1989, ante Brasil, y semanas después se logró la clasificación a Italia 90. La actuación allí fue algo mejor que en México, pues se logró al menos un triunfo (agónico 1-0 sobre Corea del Sur), aunque de nuevo se entonó retirada en octavos.

Uruguay campeón de América 1987

Esa última campaña provocó cataclismos en la AUF. Las conquistas continentales palidecieron en comparación con la actuación en la Copa del Mundo y por eso se pretendió seguir por un camino muy diferente, con Luis Cubilla como técnico y prescindiendo, al menos al comienzo, de los futbolistas que actuaban en el exterior.

Entre 1991 y 2010 se registró la conquista de la Copa América 1995, jugada en casa, en el medio de campañas por lo general olvidables en el torneo continental y tres dolorosas eliminaciones mundialistas, además de un sinfín de polémicas. Y se jugó el Mundial 2002, donde no se superó la serie inicial.

Tabárez regresó al seleccionado en 2006 y bajo su conducción el equipo alcanzó una sufrida clasificación para Sudáfrica 2010. Pero allí se logró el cuarto puesto mundial. Y un año más tarde, la Copa América en Argentina. Esos logros, y la forma de alcanzarlos, aportaron un respaldo a la Celeste que solo se había tenido por breves lapsos durante algunos momentos victoriosos de los años 80.

Después del éxito de 2011, Uruguay no alcanzó ni siquiera las semifinales de la Copa América en 2015, 2016 y 2019. Tampoco le fue bien al equipo sub 23 reforzado por tres mayores en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En la columna de los éxitos, en cambio, deben anotarse dos clasificaciones más a la Copa del Mundo. En Brasil 2014 se llegó apenas a los octavos de final, aunque se derrotó a Inglaterra e Italia, los primeros triunfos mundialistas sobre rivales europeos desde 1970. Y debe recordarse que el episodio ocurrido con Luis Suárez afectó todos los planes.

Uruguay campeón de América 2011
Scotti, Lugano, Suárez y la Copa América 2011. Foto: Archivo El País

Cuatro años más tarde se alcanzó el quinto puesto, luego de cuatro triunfos consecutivos, lo cual no se daba desde el Mundial de 1930. Uno de ellos, frente al campeón europeo, Portugal. En resumen, desde 2010 Uruguay fue protagonista de dos mundiales y tuvo dos triunfos importantes en el otro.

Entonces, se vuelve al dilema inicial: ¿títulos continentales o buenas participaciones mundialistas? Cada hincha tendrá su preferencia. Como en los años 80 a muchos no les alcanzaron los títulos sudamericanos porque los mundiales fueron malos, hoy algunos se quejan de que solo se alcanzó una copa continental pese a que las tres presencias mundialistas consecutivas. Por supuesto, lo ideal sería ganar en América y destacarse en los mundiales, pero determinar si ese objetivo máximo es posible (o si fue posible) con esta Selección forma parte de otro debate.

Hay un dato más: salvo en la década de 1970, Uruguay ganó al menos una Copa América por decenio incluso en tiempos de vacas deportivas flacas, como en 1942, 1956, 1967 y 1995. En cambio, las campañas en los mundiales después de 1954 resultaron en general flojas, cuando no inexistentes por eliminación, excepto el cuarto puesto de 1970, meritorio aunque conseguido con apenas cuatro goles a favor en todo el torneo. Una constante que cambió a partir de 2010.

A juicio de este cronista, la participación en la Copa del Mundo encierra un plus que inclina la balanza: es formar parte principal de la comunidad futbolística internacional. Una visibilidad que la Copa América, con su riquísima tradición, no alcanza a igualar. De cualquier manera, las conquistas de los años 80 son inolvidables: el tiempo se ha encargado de darles su valor. Y lo mismo ocurrirá con la década iniciada en 2010.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)