CRISIS SANITARIA

Uruguay dará el sí a Conmebol, pero bajo control estricto

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, avisó a las autoridades del fútbol que no dudará en actuar con mano firme si hay un simple descuido.

Daniel Salinas. Foto: Fernando Ponzetto
Daniel Salinas. Foto: Fernando Ponzetto

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, aprobará el protocolo de concentración y viajes de Conmebol para el regreso de la actividad de la Copa Libertadores si se cumplen de forma estricta las medidas que impondrán en Uruguay para las delegaciones. Así lo indicaron a Ovación fuentes gubernamentales, las que dejaron en claro que Salinas está dispuesto a entregar un voto de confianza al fútbol, pero también advirtió que ante el menor descuido actuará con mano firme.

Según las fuentes, Salinas hizo saber su disconformidad por lo ocurrido en las horas previas al clásico entre Nacional y Peñarol, y también lo que se originó dentro del estadio.

Debido a ello fue muy claro, al transmitir un mensaje contundente: o se lo toman en serio o el costo será grande porque el MSP no está dispuesto a perder terreno en el el trabajo que se está realizando para tener los números de la pandemia de coronavirus controlada.

En ese sentido, Salinas fue claro con las autoridades del fútbol: Uruguay y Japón tienen los mejores números y el estadio sanitario del país es lo primordial.

Debido a ello, parece claro que al protocolo de Conmebol, que es más flexible que el de Uruguay, se le harán algunos ajustes. Por ejemplo, los planteles de Nacional y Peñarol cuando regresen del exterior tendrán que estar concentrados en Los Céspedes y en Los Aromos y con un hisopado realizado. Eso permitirá que a los tres días puedan competir por el torneo local.

Pero a sus concentraciones no podrán ingresar ninguna persona que no haya estado incluida en el proceso del cuidado del COVID-19 y una violación a esta regla será el punto final para la flexibilización uruguaya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados