OVACIÓN EN BRASIL

Selección uruguaya: ¿qué cambia en la Celeste cuando el resultado es adverso?

El elenco de Tabárez cuenta con jugadores talentosos en el centro del campo, pero ¿cómo se modifica la posesión de pelota cuando el equipo está en desventaja?

Federico Valverde. Foto: Nicolás Pereyra.
Federico Valverde. Foto: Nicolás Pereyra.

Se suele decir que para conocer cómo juega un equipo alcanza con mirar a los jugadores que inician de titulares en el centro del campo. Y Uruguay ha experimentado un recambio generacional en el último tiempo que también repercutió en esa zona de la cancha. Si históricamente los mediocampistas celestes eran aguerridos y se caracterizaban por la marca, ahora se podría decir que lo que define al mediocampo de Óscar Tabárez es la técnica y la precisión con la pelota en los pies: jugadores como Federico Valverde, Rodrigo Bentancur, Matías Vecino o Lucas Torreira son una muestra de ello.

Ahora bien, ¿de qué forma repercute el buen pie de los uruguayos en el porcentaje de posesión de la selección? Un reciente análisis de OptaJavier muestra cómo las 10 selecciones participantes de la fase de grupos de la Copa América suelen despreocuparse por tener el control de la pelota cuando están en ventaja en el marcador. 

Brasil, equipo que deslumbró con su capacidad goleadora en la fase inicial del certamen, sostiene la posesión el 65,9% cuando va empatando o perdiendo y, en cambio, cuando tiene la ventaja suele ceder la pelota, ya que el porcentaje desciende a un 55,5%. 

Colombia, rival de Uruguay en cuartos de final del torneo continental, se caracteriza por la tenencia del balón en un 57,5% cuando está en desventaja o empatando, pero cuando está arriba en el marcador el número baja notoriamente y queda en un 30,2%, un dato más que útil para el elenco de Tabárez, que deberá enfrentar al combinado de Rueda este sábado. 

Por su parte, las estadísticas de la Celeste se asemejan a las de la selección cafetera cuando va empatando o perdiendo, ya que el porcentaje indica un 56,5%; mientras que cuando el equipo saca alguna diferencia en el resultado, el número baja a un 44,2%; un porcentaje que de todas formas es mayor al que promedia la selección colombiana. 

Este dato resulta clave para los minutos de paridad en el juego, dado que ambas selecciones suelen tomar la iniciativa con la pelota en sus pies cuando tienen la necesidad de ir a buscar el resultado; motivo por el cual puede haber un duelo interesante por la posesión en el inicio del partido y en caso de que, eventualmente, se sostenga el cero en el marcador. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados