MUNDIAL 2030

Uruguay albergaría unos 20 partidos

Como la Copa del Mundo tendrá a partir de 2026 a 48 selecciones participantes, pese a que serán solo dos las subsedes igualmente habrá más juegos de los que en un principio la gente se imagina.

Estadio Centenario
Pasión celeste en el Centenario en el partido ante Bolivia por las Eliminatorias. Foto: Enrique Arrillaga.

¿Vale la pena organizar un Mundial? ¿Se desquitan los gastos que genera? ¿Qué se hace luego con los estadios¡? ¿Qué le deja al país una Copa del Mundo? Todas estas preguntas son las que muchos uruguayos se hacen desde que, hace ya unos cuantos años, el primer gobierno de Tabaré Vázquez impulsó la coorganización del Mundial 2030 con Argentina.

Las inversiones que deben hacerse para albergar una Copa del Mundo son muy grandes y, desde el primer momento, se fue consciente que es imposible que Uruguay lo organice solo. De allí que se recurrió a Argentina como socio estratégico y, años más tarde (2017), se unió Paraguay.

Al país que organiza un Mundial generalmente le queda infraestructura, de la buena y de la otra. Por ejemplo, los estadios en Sudáfrica y algunos de Brasil se han transformado en edificaciones ociosas, que costaron muchísimo dinero y han caído en desuso. Eso, entonces, más que inversión fue gasto. Sin embargo, sí le quedan a las ciudades subsedes muchos beneficios económicos en el momento (la llegada masiva de turistas dejan divisas frescas) y también de infraestructura, porque generalmente se optimizan los servicios de transporte colectivo, se arreglan las calles e incluso hasta se construyen nuevas y modernas carreteras.

Por todo ello, entonces, generalmente las gastos se recuperan y hasta producen utilidades. En el caso de Uruguay, le dejaría un Estadio Centenario aggiornado, un nuevo estadio en el interior y obras de infraestructura social, como puede ser una red ferroviaria entre Montevideo y la otra subsede.

Al ser además solo dos estadios no se caería en el desuso, más allá de que el Centenario últimamente no es tan utilizado por el fútbol de entrecasa, pero sí por la Selección y para otros espectáculos. Sí cabe cierto riesgo para el eventual nuevo estadio, aunque si se construye en Maldonado al menos ese departamento tiene dos equipos profesionales que pueden utilizarlo.

Pero lo más importante de todo es que la inversión puede desquitarse rápidamente por la cantidad de partidos que se prevé albergará Uruguay. Eduardo Abulafia, coordinador del comité organizador uruguayo, indicó al programa "100% Deporte" (Sport 890) que se jugará un mínimo de 18 partidos por fase de grupos, más eventualmente octavos de final, cuartos, semifinales y por qué no la final.

El buen número de juegos se debe a que a partir de 2026 serán 48 las selecciones participantes, lo que elevará la cantidad de encuentros de los 64 actuales a 80.

Por lo tanto, si efectivamente Uruguay recibe 20 o más partidos, habrá un importante número de turistas durante casi todo el mes y entre junio y julio, lo cual significaría para el país ingresos similares o incluso superiores a los que se produzcan en el verano previo. Y ni que hablar que para los aficionados locales implicará tener una mayor oferta de partidos mundialistas, superior incluso al número que la mayoría de los uruguayos se imaginaban hasta el día de hoy.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º