HISTORIAS

Urretaviscaya: "No se trata de dinero ni de continuidad, se trata del amor que le tengo a Peñarol"

Mientras se recupera de una lesión de ligamentos, el atacante se ilusiona con volver a jugar y demostrar en la cancha su pasión por el carbonero.

Jonathan Urretaviscaya. Foto: Leonardo Mainé.
Jonathan Urretaviscaya entre la cuarentena y la recuperación de la lesión de ligamentos cruzados que sufrió el sábado 8 de febrero en Maldonado. Foto: Leonardo Mainé.

Los días no son fáciles y parecen tener más de 30 horas. La situación no cambia y la incertidumbre crece. Miles de personas sufren, de alguna manera u otra, las consecuencias de la pandemia de coronavirus que sacude al mundo y el deporte no quedó por fuera de esta situación.

Pero muchas veces está en cada uno el cómo afrontar este problema. Reírse, llorar, permitirse un momento de tristeza. Pensar. Imaginarse algunos escenarios o simplemente ver cómo pasa el tiempo.

Están los que eligen ser negativos y los que optan por ser positivos. Jonathan Urretaviscaya está en el segundo grupo y tiene sus razones. El jugador de Peñarol se recupera de una lesión de ligamentos cruzados y tras haber sido operado el 11 de febrero ya está por ingresar en el tercer mes de rehabilitación, gana tiempo y mientras no hay actividad saca provecho, pero claro está, lo hace desde su casa.

Jonathan Urretaviscaya. Foto: Leonardo Mainé.
Jonathan Urretaviscaya junto a su hija Renata de 5 años. Foto: Leonardo Mainé.

“No son días muy fáciles. Todos estamos de alguna manera afectados. En el caso de los futbolistas nos quedamos sin hacer lo que más nos gusta, pero hoy eso no es lo más importante. Lo más importante es la salud y que todos respetemos las recomendaciones para que esto pase rápido y podamos volver a nuestras actividades cuanto antes”, le contó el “Rayo” a Ovación, agregando que “a mí realmente no me cambia mucho porque me vengo recuperando de una lesión y por suerte estoy en una etapa en la que puedo hacer todo en casa. Me preocupaba más si me agarraba en el cuarto o quinto mes en el que ya debe haber contacto con la pelota y ahí sí no iba a estar tan bueno todo esto”.

A punto de finalizar el segundo mes de los seis que le llevará la recuperación, el atacante de 30 años entrena en doble turno en su casa: ejercicios con goma, equilibrio y algo de fuerza marcan el día a día actual, pero ya en el tercer mes podrá hacer bicicleta y algunos ejercicios más exigentes que le marcarán los médicos y profes del club: “Poco a poco voy haciendo cosas nuevas, pero sin saltearme ningún paso porque de lo contrario se puede complicar todo y no quiero que pase eso”.

Y a propósito de la recuperación “Urreta” ya sabe lo que es pasar por esta situación y eso también le juega a favor. “Está más que claro que nadie quiere lesionarse, pero al ya haber tenido esta lesión puedo mirarla desde otro lado. Ya sé qué cosas tengo que hacer, cómo las va asimilando el cuerpo y eso es muy positivo para mí. Hoy estoy contento en cómo viene siendo la rehabilitación, pero esperando que pase rápido el tiempo para poder volver a sentirme cuanto antes jugador de fútbol otra vez. Hay ansiedad a veces, pero yo trato de ver siempre el lado positivo, que las cosas pasan por algo y que este parate me viene sirviendo para ganar tiempo”, explicó.

Jonathan Urretaviscaya en el duelo entre Peñarol y Deportivo Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo.
Urretaviscaya en el amistoso entre Peñarol y Deportivo Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo.

Pero antes de afrontar este calvario con una nueva lesión de ligamentos, Jonathan Urretaviscaya había tomado una decisión desde el corazón: volver a Peñarol.

“Este es mi cuarto pasaje por el club. La primera vez fue hace 10 años y vine con 20. No se trata ni de dinero ni continuidad, se trata del amor y el cariño que le tengo a Peñarol. Todas las veces que me llamaron pude venir y no me arrepiento de nada”, contó.

Y el hecho de volver a jugar en Uruguay también suma para el bienestar personal del jugador: “Son muchos años en el exterior y regresar siempre es lindo, sobre todo porque me reencuentro con mi familia y mis amigos, que más allá de que ellos siempre van a visitarme estando afuera, no es lo mismo verlos a todos juntos en nuestro país que en el exterior. Lo mismo me pasa con mi hija y hoy en día poder estar acá es algo muy lindo, ya que puedo compartir más tiempo con ella. Igualmente hoy es todo muy raro: el otro día a mi padre le decía que parece que estuviera en México porque estamos hablando por videollamada. Pero esto ojalá pase pronto”.

Jonathan Urretaviscaya. Foto: Leonardo Mainé.
Jonathan Urretaviscaya. Foto: Leonardo Mainé.

El “Rayo” remarcó que todo se dio gracias a la buena relación con Rayados de Monterrey. “Podía haber pasado que no me dejaran venir, pero logramos ponernos de acuerdo porque a ellos les servía que yo saliera y a mí salir. Pudimos solucionar porque esto va mucho también en lo que quiera el jugador. Hoy en día nadie va a ir a un lugar donde no quiera estar. Pueden surgir inconvenientes, pero siempre llegamos a buen puerto y hoy estoy feliz de poder estar otra vez en Peñarol”.

Cuando se lesionó el 8 de febrero, no la pasó bien. Fueron días de mucha amargura, pero el cariño de su familia, amigos y la gente fue clave. Es más, varios jugadores le dieron a Jonathan su apoyo. “Me sentí muy agradecido por esas muestras de cariño. Me escribieron varios futbolistas como Rodrigo Amaral, Carlos de Pena y el ‘Chino’ Recoba. Está bueno recibir ese afecto y que la gente sepa que podemos ser rivales pero que fuera de la cancha está todo bien y nos respetamos”.

Acerca del trabajo de Diego Forlán, “Urreta” dijo que “estábamos todos muy ilusionados porque se armó un gran plantel con los que ya estaban y los que llegamos. El proceso se cortó por todo esto que pasa hoy, pero yo soy de la idea que Peñarol le tiene que dar tiempo para que trabaje con nosotros y ahí se podrán ver los resultados. Obviamente que siempre está la presión y la exigencia, porque Peñarol es así, pero estamos en el mejor club del mundo y por eso tenemos que hacer todo lo posible para tener un gran año y lograr todos los objetivos del equipo”.

Jonathan Urretaviscaya. Foto: Leonardo Mainé.
Jonathan Urretaviscaya. Foto: Leonardo Mainé.
EL FUTURO

"Hay que tener cierta sensibilidad"

Mientras se recupera de la lesión de ligamentos cruzados, Jonathan Urretaviscaya trata de no pensar mucho en el futuro. El préstamo con Peñarol es de seis meses y vence en junio, pero hay que hablar con Rayados de Monterrey.

En ese sentido, el "Rayo" fue sincero y dijo que "hoy no es momento para conversar acerca de eso con el club. Hay que tener cierta sensibilidad por todo lo que está pasando en el mundo, pero mi deseo es claro: yo quiero seguir jugando en Peñarol”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados

/***** Chat Bot ******/