ESPAÑA

Unzué, el técnico que dirigió a Luis Suárez, Maxi Gómez y Stuani, padece ELA

"La vida merece la pena incluso cuando parece que las cosas se están derrumbando", dijo el navarro en conferencia de prensa.

Juan Carlos Unzué junto a Luis Enrique
Juan Carlos Unzué junto a Luis Enrique. Foto: AFP.

Juan Carlos Unzué, un entrenador navarro que supo dirigir a Luis Suárez, Maximiliano Gómez y Cristhian Stuani, comunicó este jueves, en el Auditori 1899 del Camp Nou, mirando a familiares y amigos: "Solo quería decirles que tengo ELA. En mi caso está afectando a mis extremidades, brazos, manos y piernas de forma simétrica. A dia de hoy es una enfermedad sin tratamiento ni cura excepto unas pastillas que a la mayoría de pacientes nos ayuda a ralentizar la progresión de la enfermedad".

Unzué, de 53 años, reveló que le diagnosticaron la enfermedad durante la pasada pretemporada, cuando iniciaba su campaña como entrenador del Girona de Stuani."Padezco esclerosis lateral amiotrófica, más conocida como ELA", dijo.

"En mi caso, la ELA me está afectando a las extremidades: brazos, manos y piernas de forma asimétrica", precisó Unzué, que explicó que actualmente su pie derecho "ha perdido algo de fuerza".

Al acto asistieron el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, el actual entrenador del primer equipo, Quique Setién, y cuatro jugadores del primer equipo: Sergio Busquets, Gerard Piqué, Sergi Roberto y Jordi Alba.
También el excapitán Carles Puyol y el actual seleccionador español, Luis Enrique, de quien fue su segundo en el Barça y con el que le une una estrecha relación personal.

Arropado por todo ellos, Unzué se mostró muy animado en todo momento, pese al duro trance por el que le está tocando pasar: "Puedo asegurar que lo llevó bien, que estoy fuerte mentalmente para convivir con esta difícil enfermedad y que me siento un auténtico privilegiado por lo que la vida me ha dado hasta este momento".

También, siguió el extécnico, "me siento afortunado por todo lo que puedo hacer en este momento respecto a la ELA y otras enfermedades parecidas, que son invisibles, pero aparecen y están ahí".

Dar visibilidad a esta dolencia en España, que según desveló cuenta con unos 4.000 afectados, es la razón fundamental que ha llevado a Unzué a anunciarlo en una rueda de prensa.

"Mi objetivo ya no va a ser entrenar a un equipo. Mi etapa como entrenador se ha acabado. Ahora, voy a firmar por un equipo modesto pero muy comprometido, y voy a tener muchos compañeros y compañeras. Un equipo con mucho movimiento en el mercado de fichajes porque, desgraciadamente, cada día firmamos a tres caras nuevas y perdemos a otros tres compañeros a causa de la ELA", afirmó.

Ese equipo no es otro que la Fundación Luzón, con la que trabajará conjuntamente para recaudar fondos "que ayuden a la investigación y a encontrar un tratamiento para esta enfermedad" de la que recordó que "actualmente no tiene cura".

De la esclerosis lateral amiotrófica Unzué dijo que extrajo una primer gran lección: "Es la gran capacidad que los seres humanos tenemos para adaptarnos y superar estas situaciones. Estando en contacto con otros enfermos, me ha llamado la atención las muchísimas ganas que tienen de seguir viviendo y disfrutando, a pesar de las grandes dificultades. Porque la vida merece la pena incluso cuando parece que las cosas se están derrumbando".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados