ENTREVISTA

Tyson Núñez sigue jugando a los 47 años pero no se olvida de Nacional

El hondureño fue uno de los goleadores de los tricolores para el título de 1998. "Fue una bendición haber llegado a Nacional. La mejor etapa de mi carrera", recordó. 

Tyson Núñez celebrando uno de los goles que marcó en los clásicos contra Peñarol. FOTO: Archivo El País.
Tyson Núñez celebrando uno de los goles que marcó en los clásicos contra Peñarol. FOTO: Archivo El País.

Milton Núñez, más conocido como Tyson Núñez, sigue jugando al fútbol con 47 años. Recordado por su gran pasaje en Nacional en 1998, cuando el equipo tricolor cortó el sexeño de Peñarol, el hondureño continúa con sus andanzas en el Victoria, de la Segunda División de su país.

Con mucha amabilidad, y el característico acento de su país, Tyson contó que “todo es cuestión de disciplina y el haber aprendido mucho de varios jugadores que en su momento eran mayores que yo. Por eso sigo adentro de la canchas todavía. Agradecido con Dios y con los dirigentes, es algo que me llena de orgullo estar por cumplir 48 años en octubre y seguir jugando”.

Sobre su retiro, dijo entre risas: “No he fijado fecha; había pensado jugar este torneo, pero está parado por la pandemia. Este o el otro puede ser el último año, ya es momento de hacerse a un lado y buscar hacer otras cosas para sobrevivir. El retiro ya lo canté”.

Tyson sigue jugando con 47 años; es el capitán del Victoria, de la Segunda de Honduras. FOTO: Cortesía Diario Diez.
Tyson sigue jugando con 47 años; es el capitán del Victoria, de la Segunda de Honduras. FOTO: Cortesía Diario Diez.

Tyson no piensa en ser técnico, aunque le encantaría hacer el curso. Le gustaría seguir ligado al fútbol, principalmente como cazador de talentos o como representante.

Núñez jugó entre 1998 y 1999 en Nacional y después regresó para jugar el segundo semestre del 2001.

Sobre la primera vez que llegó a Los Céspedes, recordó que “yo no llegué diciendo que quería probarme, pero sí era una prueba. Fui con mi representante, él habló antes y los dirigentes le dijeron ‘traelo para ver qué es lo que hace, para ver qué es lo que tiene’. Yo llegué y entrenaba como si tuviera el lugar fijo. Me sirvió mucho llegar a Nacional, yo venía de jugar en Guatemala, pero la verdad que fue una bendición haber llegado a Nacional. Fue una prueba personal, Nacional fue el equipo que me dijo sí y terminó siendo el mejor año de mi carrera”.

El diminuto centrodelantero de 1.63 metros, agregó que “fue un año muy bonito, espectacular para Nacional porque logramos cortar el sexeño. Formar parte de un equipo que cortó una racha fue importante. Había mucha presión, pero en ese momento en Nacional había renovado casi todo el plantel y eso sirvió mucho. Era un grupo sano, alegre, se merecía ganar ese año”.

Tyson dijo, sobre sus primeros días en Uruguay que “eran pocas las personas que conocía, pero recuerdo que el que pasaba por mí era Silvio Fernández. Después, cuando se fue del equipo, me pasaban a buscar Cesilio De los Santos o Jorjão. Estoy muy agradecido con todos ellos. Fue un tiempo bonito compartir con gente que quizás no esperaba que ibas a dar mucho, pero que gracias a Dios les pude mostrar que no había llegado solo por hacer una prueba. Agradecido a la gente de Nacional, que en ese momento era Don Dante Iocco y Óscar Magurno, Hugo De León, el profe Esteban Gesto. Ellos me dieron la posibilidad de jugar en un gran equipo. Me llena de satisfacción y Uruguay es la nacionalidad de mi hijo menor”.

Tyson Núñez hizo 29 goles en su primer pasaje por los tricolores. FOTO: Archivo El País.
Tyson Núñez hizo 29 goles en su primer pasaje por los tricolores. FOTO: Archivo El País.

Núñez era un desconocido para todos cuando llegó, pero en los entrenamientos empezó a mostrar sus virtudes, centradas principalmente en su velocidad y capacidad goleadora.

¿Qué no se dijo cuándo llegué? Decían que como era un centrodelantero chiquitito, que arrugaba. Y realmente no soy de los que arruga, lo que pasa que el primer partido que jugamos esa vez fue una Copa Libertadores en Maldonado contra Peñarol y como que era una prueba de fuego. De repente la gente tenía otras expectativas, pero claro, no sabía yo cuál era la intensidad de los clásicos. Perdimos 2-1, pero jugar contra defensas como los que tenía Peñarol... Todos se turnaban para pegarle a Tyson Núñez. Sabía cómo era, tenía que hacer diferencia como extranjero y se dio. Hoy me río de las cosas que decían, incluso estando ahí me reía, porque sabía que las cosas iban a ser diferentes”, recordó.

Núñez fue uno de los goleadores de los tricolores en su primer pasaje en la institución, marcando 29 tantos.

“El que más me hablaba era ‘Pepe’ Herrera, Serafín también, se turnaban, je. Eran los que me amenazaban, me decían ‘te vamos a partir al medio’ y yo les respondía ‘¿sí? ¿a quién vas a partir? Jugá al fútbol, yo no soy luchador, ¿me entiendes?’ Yo me reía y al final te das cuenta que esto es fútbol. Siempre se hizo lo mismo de amedrentar a los delanteros o meterle miedo, pero no tenía miedo, tampoco iba a ser ‘callón’, como le decimos acá, entonces también les decía: ‘ah, ¿te la tirás de guapo? y ellos me contestaban ‘como guapos te vamos a partir, ya verás’. Yo me reía, je. Siempre jugué al fútbol con alegría. La gente va a la cancha para ver un espectáculo”, contó.

En el presente. Tyson Núñez es una persona muy querida y reconocida en Honduras.
En el presente. Tyson Núñez es una persona muy querida y reconocida en Honduras. FOTO: Cortesía Diario Diez.

Hay un recordado festejo de Tyson, cuando en el clásico del Clausura 1998 Nacional ganó 4-2 y al hondureño le tocó hacer el cuarto gol, el primero suyo contra Peñarol. Entonces se paró contra el vertical y miró a la Colombes: “Es una celebración que había pensado y que en cualquier rato la iba a hacer. Se me ocurrió hacerla en ese momento, me paré apoyado en el poste y eso llamó mucho la atención. Mis amigos me preguntaba por qué había celebrado así, pero no había una explicación”.

Tyson se ganó el corazón de los hinchas y el respeto de los adversarios. Dejó su huella en Nacional y hoy sigue con la llama de jugador encendida.

2001

Entre el “Loco” y el “Chengue”, fue difícil tener minutos

Después de pasar por el PAOK de Grecia y por el Sunderland inglés, Núñez volvió a Nacional en 2001: “Fue un pasaje diferente, ya estaba el Chengue Morales y el Loco Abreu; todavía estaba Rubén Sosa. Jugar con esas dos torres era algo... No sé, algo llamativo. Eran dos nueves goleadores, la peleaban todas, no eran solo nueves que estaban esperando que la pelota les llegara a la cabeza para poder definir. Siempre fue un equipo dinámico y sinceramente jugar en esa segunda etapa era diferente. Jugaba más de volante, de pronto no fue como la primera etapa en Nacional. En la primera etapa jugaba casi todos los partidos, pero en el segundo ciclo no jugué mucho. Igual hice cuatro o cinco goles y pudimos ser campeones”.

Tyson contó que Nacional “es un equipo al que le guardo mucho cariño, y a la gente, que siempre me apoyó, siempre confió y esperó que hiciera las cosas bien”.

Por último, se refirió a cómo se sentía de compartir plantel con dos jugadores tan altos como Morales y Abreu:

“Yo me reía porque era un chiquitín en medio de ellos, pero nos complementábamos muy bien con ambos”.

Llegó al Sunderland porque lo confundieron
Tyson Núñez en el Sunderland. FOTO: La Prensa HN.

Tras jugar un año en el Paok, donde no tuvo mucha participación, Tyson llegó al Sunderland, y la transferencia llamó la atención de varios a pesar de que era figura en su selección. Pero con el paso de los días el propio jugador se percató de que el equipo inglés se había confundido, y que en realidad había querido contratar a Adolfo “Tren” Valencia, que había sido su compañero en Grecia.

Tyson recordó: “Te incomoda que digan en Inglaterra ‘la contratación bizarra de Tyson Núñez’ o el ‘mercenario’ o que les falté el respeto. Yo estaba en una Copa de Oro, llegó mi representante y me dijo que me querían llevar para Inglaterra. Obviamente que habían visto jugar a Tyson Núñez, yo no tengo culpa de la equivocación con el ‘Tren’, que es mi amigo. Yo feliz porque iba a Inglaterra, pero no sabía que iba a ser algo incómodo. Vi por las redes que se habían equivocado al contratarme. El técnico me decía que el fútbol inglés era de roce, de jugadores grandes... Me estaba diciendo que no iba a jugar porque era pequeño. Me decían que era un DT racista. En Inglaterra decían que yo era un ‘marero’, que fumaba marihuana en Honduras, eso fue una falta de respeto enorme. Lo dijeron porque no me querían, querían que me fuera”.

Juega con su hijo en el Victoria
Tyson Núñez y su hijo Milton juegan juntos en el Victoria.

“Estamos jugando juntos con mi hijo, él está iniciando la carrera y es una bendición. Es un sueño, sobre todo para él que siempre dijo que quería jugar conmigo”, contó sobre la experiencia de jugar con uno de sus tres hijos.

pendiente

Nunca más volvió a Uruguay

“Acá ya juego de volante, no se corre como antes, je”, comentó Tyson, quien afirmó que tienen un grupo de whatsapp con los compañeros de Nacional que se llama “Nacional del 98”. Nunca más pudo volver a Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados