EN EL CAMP NOU

No tuvo piedad

Bajo la batuta de un enorme Iniesta, Barcelona ganó 2-0 a PSG con doblete de Neymar y divirtiéndose en su camino a semifinales. Suárez fue sustituido por Pedro a los 74' y Cavani por Lavezzi a los 80'. Mirá los goles.

Pocas veces se puede ver una clasificación a semifinales de Champions League tan plácida como la que ayer tuvo el Barcelona. Un hecho insólito en el que ambos equipos pusieron su parte para que se produjese. Por un lado, el Barça se tomó el partido con una seriedad enorme a pesar de su enorme ventaja de la ida. Los de Luis Enrique entraron dispuestos a frenar una tentativa de milagro de PSG que nunca se produjo y terminaron dominado y sometiendo a unos parisinos que parecían jugar con cierto miedo a ser retratados.

Hay cosas que el dinero no compra (el dueño del club prometió una prima a cada jugador de casi medio millón de euros si llegaban a semifinales) y ni con Ancelotti primero, ni después con Blanc, el PSG consiguió ser algo más que un puñado de buenos y caros jugadores que, salvando la hazaña con la que eliminaron a Chelsea, nunca llegaron a mostrar verdadera alma de equipo. Es un caso muy similar al del City: invierten cantidades enormes que no les garantizan la gloria internacional. En su actitud de ayer pesaron eso mismo, el partido de ida, el pobre estado físico, las lesiones y la actitud que encontró en el local.

No se habían alcanzado los 5’ primeros minutos de juego cuando Luis Suárez encaró a David Luiz por primera vez. Lo que hizo el brasileño fue cerrar las piernas, a pesar de que eso pudiera dar ventaja al salteño. Fue la metáfora perfecta para reflejar esa idea de que ayer muchas estrellas de PSG antepusieron la dignidad individual a una verdadera intención de venganza colectiva (como sí supo hacer el Bayern ante Porto).En contra de lo que cualquiera hubiese apostado, la estrella culé no estuvo en ninguno de los tres miembros de su famoso tridente ofensivo, a pesar de que Neymar anotó los dos únicos goles del partido, ambos en la primera mitad (2-0). Andrés Iniesta venía de una lesión y reapareció con una soberbia actuación con la que evocó al jugador que construyó su leyenda, al cual hacía unos años que no se veía tan bien salvo en algún instante concreto. El volante español se adueñó del timón de su equipo y dio, a través de su juego, una bofetada a aquellos que sólo lo califican en base a sus números, flojos en goles y asistencias. Sólo hay que ver la jugada del primer tanto para que su existencia tenga sentido. Sin velocidad -porque no es rápido-, pero con una gracia y un fino estilo con el que parece flotar junto al balón, Iniesta atravesó la cancha dejando atrás a todos sus rivales, antes de culminar con una precisa asistencia a Neymar.

¿Y los salteños? Ayer muy poco, la verdad. Suárez correcto dentro del sistema del Barça y Cavani peleando con mucho honor en la segunda mitad, en la que hasta rozó el gol y fue de lo mejor de PSG. Preguntado por los rumores que lo vinculan con el Atlético, Edinson les dijo a los españoles que su liga es “muy linda”, pero que ahora sólo piensa en su contrato actual. Y bien que hace, porque PSG es líder de la liga y finalista de Copa. Y luego estará Chile 2015. Lo que viene está todavía muy lejos para Cavani.

BARCELONA 2 - 0 PSG

Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Busquets (Sergi Roberto, min.55), Rakitic, Iniesta (Xavi, min.46); Suárez (Pedro, min.75), Neymar y Messi.

PSG: Sirigu; Van der Wiel, David Luiz, Marquinhos, Maxwell; Verrati, Cabaye (Lucas Moura, min.66), Matuidi (Rabiot, min.79); Pastore, Ibrahimovic, Cavani (Lavezzi, min. 79).

Goles: 13' Neymar (B), 33' Neymar (B)

Estadio: Camp Nou

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)