EN EL CENTENARIO

Un triunfo, y nada más

En un discreto partido, Peñarol cumplió con su parte: ganar y seguir primero en el Clausura. El aurinegro venció 2-0 a Rentistas

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rentistas vs. Peñarol. Foto: F. Flores

Todavía busco la vuelta para comprender tan encendidos elogios de Bengoechea a la actuación de anoche de su equipo (ver página 7), que venció 2-0 a Rentistas en la decimotercera fecha y que sigue como exclusivo líder del Clausura; y no la encuentro. ¿Será que desde al costado de la línea se observan situaciones que desde la tribuna no se captan? ¿O pretendió mandar un mensaje esperanzador para el hincha?
Por el discreto nivel de juego de los aurinegros y por lo que expresó el rival, estuvieron lejos de lo que se puede esperar de los equipos a dos partidos de terminar la temporada, y con un aspirante al título en cancha.
Tal vez, en el ejercicio de entender lo que desde la tribuna no se comprendió, e hilando muy fino, podemos coincidir: 1) en que Peñarol trató bien el balón; cierto, pero fue muy poco en un partido que se jugó a ritmo de práctica; 2) en que debió ganar por mayor diferencia; también. Pero, de ahí a que la actuación de los aurinegros mereciera encendidos reconocimientos, es otra historia.

Peñarol triunfó, que era lo esencial para seguir como único líder; y fue lo único. Que no es menor, pero tampoco es más que eso. El equipo de Bengoechea jugó poco -es lógico, suele suceder después de los clásicos- ante un muy discreto equipo de Rentistas que se plantó en el campo con cinco defensas y tres volantes bien pegados a la última línea, para evitar recibir goles, y al minuto sufrió el primer “uhhh” que bajó de la tribuna cuando pudo marcar Pacheco; y a los 15’, Urretaviscaya había establecido el 1-0, a pura velocidad, en una acción que sentenciaba el partido. Porque la propuesta de Keosseian y la capacidad futbolística de los rojos no permitían esperar otro desenlace, incluso cuando en el segundo tiempo resignó un volante para poner a Terans. Con ello solo consiguió salir de su cancha, adelantó las líneas, Peñarol se recostó en su cancha, lo esperó y aprovechó el contragolpe para ganar en velocidad en los espacios que dejaba el rival. Así, después de varios intentos, a los 86’, llegó el gol de Zalayeta que puso el 2-0 definitivo. Y nada más. Eso fue todo.

Por esa razón, salvo que las expresiones del técnico sean un mensaje para el vestuario -después de las críticas en el clásico-, o uno de esperanza para el hincha, es difícil premiar el juego de ayer. Entonces, más que aplausos, la gestión de los mirasoles mereció silencio y reflexión. Solo le quedan dos partidos para lograr elevar su rendimiento.

RENTISTAS 0 - PEÑAROL 2

Estadio: Centenario
Árbitro: Oscar Rojas
Asistentes: Eduardo Aguirre y Sebastián Silvera

Rentistas:
 12 Santiago Morandi; 22 Nicolás Rodríguez, 5 Ignacio Ithurralde,21 Sebastián Ramírez, 3 Sebastián Sellanes, 17 Andrés Silva (73' N. Giraldo); 29 Hugo Soria, 15 Gonzalo Bazallo (46' David Terans), 6 Anderson Silva; 19 Federico Laens y 25 José Varela (56' R. Porta). DT: Manuel Keosseian.

Peñarol: 22 Pablo Migliore; 15 Jonathan Sandoval, 23 Carlos Valdez (78' Gonzalo Viera), 4 Emilio Mac Eachen, 16 Gianni Rodríguez (78' Gonzalo Viera); 14 Sebastián Píriz, 41 Luis Aguiar (86' Emiliano Albín), 32 Jonathan Urretaviscaya, 10 Jorge Rodríguez; 8 Antonio Pacheco (65' Hernán Novick) y 17 Marcelo Zalayeta. DT: Pablo Bengoechea.

Goles:
15' Urretaviscaya (P), 86' Zalayeta (P)

Amarilla: Anderson Silva, Lanes (R), Píriz, H. Novick (P)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)