BOSTON RIVER

El más triste de los días: falleció Agustín Martínez

La mamá del juvenil de Boston River perdió a su hermano de 21 años hace un año y ahora a su hijo mayor de solo 17 años

Agustin
Agustín. El zaguero defendiendo  a la selección Sub 17 de Canelones del Este. Foto: Enzo Bentancor.  

No por esperada la muerte del juvenil de Boston River, Agustín Martínez, fue menos dolorosa.

El fútbol está de duelo, pero no solamente el fútbol. La muerte de un jovencito siempre conmueve. Un chiquilín que tenía la vida por delante y que había dado recién un pasito para poder cumplir su gran sueño: ser jugador profesional.

Agustín llegó a Montevideo hace solamente tres meses. Y lo hizo persiguiendo ese sueño. Fue Fernando Helo, un técnico que hoy trabaja como empresario, quien lo acercó a Boston River. Trajo un grupo de jóvenes futbolistas, la mayoría de Tala y sus alrededoresm de la Liga General Artigas de Tala.

Sólo quedaron cuatro de ellos y fueron fichados hace un mes cuando se abrió el período de pases. Uno de ellos era Agustín. Él y sus tres compañeros viajaban todos los días recorriendo los 77 kilómetros que separan dicha ciudad de Montevideo. Y luego de la práctica regresaban.

en tala

Agustín vivía con un tío

Es más, Agustín ya no vivía en Fray Marcos, donde esta mañana serán sepultados sus restos. Se había mudado con un tío para estar más cerca y poder viajar al entrenamiento a diario. Con sus padres vivía en el campo, en el medio de la nada, y era mucho más complicado trasladarse hasta la capital. Entre otras cosas porque Fray Marcos está más lejos, a casi 100 kilómetros.

Su padre es trabajador rural, aunque hoy no tiene un trabajo fijo, y su mamá es empleada de una avícola. Agustín, a quien recuerdan como un gurí educado y bien de afuera, cursaba sexto año de medicina en el liceo de Tala. Y era el mayor de sus dos hijos.

Una vez fichado, Agustín comenzó a jugar en la Quinta División de Boston, la que dirige Diego Garay y la que correspondía a su edad. Su primer partido fue ante Wanderers y jugó los 90 minutos. Había dado el primer paso en el fútbol profesional.

Luego debían enfrentar a Rentistas, pero esta vez al botija de Fray Marcos le tocó esperar en el banco de suplentes. Estaba nervioso y se moría por entrar. Entre otras cosas porque ese día su hermana de 10 años, Melany, había viajado a Montevideo para verlo.

Pero no hubo suerte: no ingresó. Después del juego, ella, con la sinceridad de la niñez, le recriminó que la hubiera hecho venirse a la capital y no había jugado ni un minuto.

El lunes pasado, Fernando Rodino, el técnico de la Cuarta División de Boston, le comentó a Juan Ahuntchain, el coordinador de las divisiones juveniles del club, que le costaba completar el plantel para el partido de Tercera, que debía enfrentar a Cerro en Manga. “Lleváte al canario”, le respondió Ahuntchain quien pensó que Agustín con su buen físico podía dar una buena mano en el partido frente a los albicelestes. Era bueno en el juego aéreo y bastante rápido.

Pero sobre todo tuvo en cuenta que el joven estaba acostumbrado a enfrentarse a futbolistas mayores en sus pagos. Algo que es muy común en el interior.

“Cuando el técnico se lo dijo estaba chocho. Estaba nervioso, pero feliz de la vida. Hacía poquito que había llegado y ya iba a jugar en Tercera”, le contó Ahuntchain a Ovación. “Era un gurí bien del interior, con esa ingenuidad característica. Y un físico espectacular”, agregó el coordinador de las juveniles de los del barrio Bolívar.

El resto es conocido. Agustín salió de la cancha por una molestia en una de sus rodillas. Se quedó en el banco de suplentes, hasta que Federico Piccardo, uno de los líneas del partido, se dio cuenta que estaba tirado en el piso convulsionando.

Fue el propio Piccardo, quien es estudiante de Educación Física y una de las materias que debe cursar es Primeros Auxilios, el primero en prestarle asistencia al joven zaguero.

Cuando la ambulancia de una emergencia médica que tiene convenio con Boston River llegó, tras cambiar varias veces de ruta por los arreglos que se están realizando en la avenida José Belloni, Agustín había recuperado su pulso y fue inmediatamente trasladado al hospital Pasteur.

coordinador

Ahuntchain está muy afectado

Como todos los integrantes de la familia de Boston River, el coordinador de juveniles está muy afectado por el fallecimiento del muchacho. Y le cuesta sacarse de la cabeza que fue él quien le sugirió al entrenador que lo utilizara. Aunque obviamente, nada tuvo eso que ver con trágico desenlace.

Los médicos del hospital Pasteur lo atribuyeron a la muerte súbita, aunque ayer por la tarde comenzó a circular la versión que lo que había sufrido el jovencito era un Accidente Cardiovascular (ACV).

Sus padres y sus familiares han estado por estas horas muy acompañados, aunque seguramente nada pueda aliviar su terrible dolor. Para peor, su mamá perdió hace un año a un hermano de 21 años en un accidente. Y ahora a su hijo de 17.

Tanto el técnico del primer equipo, Martín García, como sus futbolistas dijeron presente en la empresa Santa Rosa de Fray Marcos. Cabe destacar en ese sentido, que ya el martes, el “Tato” hizo dar vuelta al ómnibus que los llevaba a entrenar al Campeones Olímpicos de Florida donde iban a recibir a Nacional por la cuarta fecha del torneo Clausura. Regresaron a Montevideo para estar junto a la familia Martínez en el hospital.

Un ómnibus repleto de juveniles salió desde la sede Boston River hacia Fray Marcos. Los jóvenes futbolistas están muy afectados por lo que vivieron, sobre todo sus tres amigos. Los que viajaban a diario con él desde Tala. El psicólogo del club comenzará el lunes a trabajar con todos ellos.

localidad

El dolor de todo Fray Marcos

Agustín era oriundo de Fray Marcos, una localidad del departamento de Florida, ubicada a 100 kilómetros de Montevideo y a 15 de Tala, Canelones. Tiene una población de casi 5.000 habitantes. Todos están impactados y doloridos por la muerte del juvenil de Boston River.
De niño, Agustín se inició en el equipo de Fray Marcos y en Peñarol de Chamizo (Florida) y a nivel de la Organización de Fútbol del Interior (OFI) se desempeñó en Atlético de Fray Marcos, siendo sus últimas actuaciones antes de su llegada a Boston River, en la Sub 15 de la Liga Gral. Artigas de Tala. Su desempeño allí le valió la convocatoria a la selección Sub 17 de Canelones del Este.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)