PEÑAROL

El tri siempre fue la meta

La eliminación aurinegra fue el corolario lógico a la estrategia institucional

capura
Duro. Peñarol fue eliminado por Fluminense. 

"No estuvimos a la altura. No fue bueno lo que hicimos; nos falta a nivel internacional”. Directo, autocrítico, sin excusas. Así fue Diego López ante los medios una vez concretada la eliminación de Peñarol de la Copa Sudamericana 2019. El técnico no anduvo con vueltas para explicar por qué el conjunto aurinegro no consiguió sacar ni un punto de seis que disputó ante un equipo que se encuentra en la posición 17 del Brasileirão, lo que significa en zona de descenso.

El bicampeón uruguayo recibió cinco goles y convirtió dos, lo que habla a las claras lo que es la diferencia de categoría de las ligas, por más que hay excepciones a la regla como que River Plate, 14 entre 16 en la Anual de Uruguay, haya eliminado en primera ronda de esta misma Sudamericana a Santos, el líder de la competencia en Brasil.

Terminado el periplo internacional de Peñarol en la temporada, su único desafío ahora es ganar el Uruguayo por tercer año consecutivo. Y para ser francos, siempre lo fue.

Basta con analizar la política de contrataciones desde comienzos del año para darse cuenta que la apuesta no era a lo internacional, sino a consolidar la hegemonía local: se fueron Carlos Rodríguez (zaguero), Gonzalo Freitas (mediocampista), Maximiliano Rodríguez (volante argentino), Fidel Martínez, y Cristian Palacios (delanteros) y llegaron Cristian Lema (zaguero), Jesús Trindade (polifuncional), Maximiliano Rodríguez (el ex-Wanderers), Gastón Rodríguez y Luis Acevedo (delanteros). Esto significa que Peñarol simplemente cubrió las vacantes y no dio un salto de calidad en su plantel.

Cuidar las finanzas era (y sigue siendo) la prioridad y eso parece suficiente como para alcanzar la meta real que es ser el mejor a nivel local. La primera fase de la Copa Libertadores y dos rondas de la Sudamericana fueron un regalo para las arcas, lo que permitió equilibrar más las cuentas.

En este contexto, es sencillo concluir que la eliminación de las competencias internacionales en los momentos que se dieron son lógicas.

La preocupación ahora de Peñarol es cuidar la salud de los jugadores más grandes que empiezan a presentar síntomas del desgaste de la doble competencia. Por eso, quizás pensando en su gran meta, lo mejor que le pudo pasar al carbonero fue la eliminación ante Fluminense, por más dolorosa que haya sido para el hincha.

baja

"Chiche" terminó su contrato

A partir de hoy Peñarol tiene un jugador menos en su plantel. Mathías Corujo culminó ayer su contrato con los aurinegros y todo apunta a que no continuará, más allá de que tampoco está descartado que pueda renovar.
“Chiche” prácticamente no ha sido tenido en cuenta por Diego López. En los últimos dos años solamente tuvo 11 presencias y todas a nivel local. En lo que va de 2019 solo estuvo dos partidos en cancha (ambos como titular y durante los 90’) y ambos por el Apertura: en Melo en la derrota 1-0 con Cerro Largo, cuando el equipo ya era campeón (fue su último juego) y el 26 de mayo en el CDS en el 2-2 frente a Progreso. Incluso el pasado fin de semana, cuando “Memo” rotó el plantel con vistas al partido del martes con Fluminense, Corujo estuvo en el banco pero no tuvo minutos.
Esta situación, sumada a que hay interés de los paraguayos Cerro Porteño y Guaraní por él, seguramente desemboque en su salida de la institución.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)