TRICOLORES

Trezza y Amaral no pueden ni pestañear en Nacional porque tienen mucha competencia

Jorge Giordano es un entrenador que suele respetar a las oncenas cuando los resultados se dan. Hay que ver qué decide el entrenador en la defensa.

Rodrigo Amaral en el enfrentamiento contra Fénix. FOTO: F. Flores.
Rodrigo Amaral en el enfrentamiento contra Fénix. FOTO: F. Flores.

Jorge Giordano es un entrenador que suele respetar a los equipos titulares. A lo largo de su carrera como técnico, no es de hacer muchos cambios de un partido a otro. Le gusta construir una columna vertebral y a partir de ahí elaborar su equipo. En este principio en Nacional, el floridense lo viene llevando a la práctica, porque en los tres encuentros que lleva dirigiendo sólo hizo variantes por circunstancias excepcionales, como lesiones. Y sólo fueron en la defensa; tanto en la mitad de la cancha como en la ofensiva siempre han jugado los mismos jugadores.

De cara al partido del sábado contra Defensor Sporting, Giordano seguiría en la misma línea. Hay que esperar qué pasa con Paulo Vinicius (lesionado) y si le da para meterse en el equipo, al igual que Armando Méndez, que ya está recuperado. Si Giordano los tiene a la orden, será una linda oportunidad para ver quiénes son para él los titulares en el fondo, porque tendría a todos a disposición.

Da la sensación que con Vinicius, Guzmán Corujo y Agustín Oliveros a disposición, Ayrton Cougo es el que quedaría afuera del equipo, con el futbolista de la selección jugando como lateral izquierdo, aunque el melense ha mejorado su rendimiento en los últimos partidos. Más dudas aparecen en el lateral derecho, donde viene jugando Mathías Laborda.

Por otro lado, dejando de lado a Gonzalo Bergessio, que claramente es inamovible en el equipo titular, Alfonso Trezza y Rodrigo Amaral han sido los elegidos por Giordano en la ofensiva, aunque con roles distintos. El floridense es más de jugar el uno contra uno y ganar en velocidad, la mayoría de las veces por derecha, mientras que el número 10 muchas veces se vuelca al medio y le deja el carril a Cougo para sus avances y su puesto no es tan estático, sino que tiene mayor libertad.

Amaral no venía siendo considerado por Gustavo Munúa y con Giordano ganó en confianza, aunque sus rendimientos han sido irregulares y siempre es sustituido en el complemento, ya que físicamente no está aún para jugar los 90 minutos.

En esas posiciones, Nacional tiene muchísimo recambio, por eso ni Trezza ni Amaral pueden pestañear, ya que la competencia es demasiada y los lugares disponibles son pocos.

Santiago Rodríguez e Ignacio Lores fueron los que entraron en el Campus de Maldonado y lo hicieron de buena forma, por lo que le metieron presión al entrenador. Además, Emiliano Villar (que también puede jugar de nueve) ni siquiera ingresó en el triunfo contra Deportivo Maldonado, lo mismo que Sebastián Fernández.

Para el sábado, Giordano ganará otra opción porque ya está recuperado Brian Ocampo. Todavía están en recuperación Gonzalo Castro y Pablo García.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados