APERTURA

Tres responsables del vértigo; uno, criticado

Para que el partido se volviera partidazo por las muy altas revoluciones con las que jugaron los dos cuadros, hubo -aparte de 14 jugadores y dos entrenadores- tres personas cuyo trabajo fue, sino clave, al menos importante: Jorge Franco, preparador físico de Nacional; Fernando González, su par de River Plate; y el juez: Fernando Falce.

El árbitro, que no cortó el juego, fue muy resistido por jugadores, técnicos e hinchas de Nacional, pero desde el palco, sin imágenes de TV, no pareció que sus errores hayan sido graves, y menos aún gravitantes.
Quizá lo más “grueso” pudo pasar cuando Silva aguantó una arremetida de De Pena con un codazo y ni siquiera resultó observado.
Después, es como que el alto voltaje tricolor conecta a los hinchas con el cuadro adentro de la cancha, y terminan acelerados, protestando jugadas claras; y parece que Nacional explotara eso, haciendo pesar la localía: sus jugadores reclaman todo, en forma airada. Pasó cuando se pidió penal luego que Alonso cayera después de pegar contra el arquero, que llegó antes al rechazo con el pie: “el Parque” se vino abajo, como ante un “robo” descarado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)