DESDE EL ARCO

De la tozudez al cambio

JOSÉ MASTANDREA

José Mastandrea

Que Liverpool no fue el de siempre. Que no tuvo su estilo. Que fue muy defensivo. Que esto, y aquello. Críticas porque Paulo Pezzolano dejó de lado “su estilo”, pero esos mismos Quijotes del fútbol, dejan de lado lo más importante: el negriazul clasificó a la siguiente ronda de la Copa Sudamericana y eliminó al Bahía un poderoso equipo brasileño.

Es el único triunfo de un equipo uruguayo ante un norteño desde que se creó la Sudamericana en 2002. Casi nada. Cambiar, adaptarse al rival de turno, planificafr el partido según el poderío del adversario y dejar de lado su filosofía, su estilo, es de un entrenador inteligente. La mayoría lo hace. Hay otros que no. Que solo piensan en plasmar su juego y no planifican ni arman una táctica de acuerdo a su oponente. Son los menos, son tozudos, y no dan el brazo a torcer.

No digo que esté bien ni mal. Pienso que el fútbol es un juego y ese juego está lleno de variantes y de situaciones. Los que critican a Pezzolano por dejar de lado su estilo, no deben haber visto la cara de los hinchas de Liverpool cuando finalizó el partido. Alegría inmensa, orgullo, momento inolvidable en la noche del Franzini y estoy convencido que no hubo ni una queja respecto al planteamiento. Los Quijotes, que sigan peleando contra los molinos de viento. Allá ellos.

Lo lindo del fútbol es la táctica y la contra táctica. La planificación, y que en cancha se logre lo que se trabajó durante la semana. Bien por Pezzolano, un entrenador joven e inteligente. Sin falsas posturas, realista. Ganó con los pies sobre la tierra. Sabe que no es el Barcelona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)