EN EL CENTENARIO

Dejó gusto a poco

Un resultado que no conformó ni a Torque ni a Atenas.

Foto: Gerardo Pérez.
Foto: Gerardo Pérez.

Atenas ya había probado dos veces desde afuera del área en el inicio del encuentro, pero recién la tercera fue la vencida. Un tremendo remate de José Álvarez se incrustó en el ángulo y dejó sin opciones al arquero Cristopher Fiermarin.

El equipo carolino siguió dominando el trámite y puso nuevamente en aprietos a un Torque que arrancó mal parado en el fondo y con muchas imprecisiones para poder pasar al ataque. De no ser por la falta de puntería, los del “Tato” Ortiz podrían haber estirado la ventaja.

Torque se despertó después de la primera media hora. Mauricio Gómez levantó mucho su nivel y por ese sector se originaron las mejores ocasiones.

Los equipos se saltearon la mitad de la cancha. La pelota fue de área a área en unos primeros 45 minutos con mucho vértigo y espacios como para salir a contragolpear.

En el inicio del complemento, Torque llegó rápidamente al empate. Pablo Olivera apareció solo en el corazón del área, tuvo tiempo para acomodarla y con un potente disparo la mandó a guardar para decretar el 1-1.

Con el empate, llamativamente, el partido se desdibujó por completo. Ninguno de los dos tuvo la claridad necesaria como para generar fútbol. Las ganas superaron a las ideas y todo se hizo muy entreverado.

De todos modos, aunque el local se mostró más fino con la pelota en los últimos metros, el partido se mantuvo con resultado incierto hasta el final.

En el último cuarto de hora los dos pisaron el acelerador y encontraron chances como para ponerse en ventaja, pero la falta de puntería les volvió a jugar una mala pasada.

No hubo tiempo para más. Un punto para cada uno y con sabor a poco, porque Atenas aún no pudo salir de la zona de descenso y porque Torque dejó dos unidades importantes pensando en una posible clasificación a la Copa Sudamericana.

Si bien es cierto que al conjunto celeste el punto le sirve para seguir consolidando su primer gran objetivo (la permanencia), quedó la sensación tanto en el plantel como en la tribuna que este era un partido como para sumar de a tres.

Cruce. A los 15 minutos, se detuvo el partido. Mientras la pelota estaba en juego contra el arco de la Tribuna Colombes, el árbitro Leodán González fue advertido sobre algo que ocurrió en el otro lado.
El juez terminó amonestando al arquero de Atenas y expulsó al entrenador Pablo Marini. Tuvieron un cruce de palabras que les costó muy caro.

El argentino se mostró enfadado por esta decisión. Se perdió prácticamente todo el partido y ahora sabe también que no podrá estar dentro de la cancha en el próximo compromiso ante Danubio, en Jardines del Hipódromo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º