DE CONTRAGOLPE - JORGE SAVIA

Al “Tony” que no es de Peñarol

Su despedida fue como quería el "Tony", una fiesta "de Peñarol", aurinegra, "manya", según dijo en el lanzamiento, cuando se anunciaron los detalles, no sin dejar de precisar que, de no haber sido por eso, y por la intolerancia que reina hoy en la vida cotidiana, "me hubiera gustado que mi amigo el ‘Chino’ (Recoba) participara".

JORGE SAVIA

Sin embargo, pese a que el homenaje estuvo amarrado con mucha fuerza a esa ancla clavada en el lecho del alma de los hinchas de Peñarol, el adiós popular y partidario tuvo también un sentido más amplio: fue el cierre formal, y espectacular, para la trayectoria de un futbolista que, como confesó en la entrevista que le hizo Silvia Pérez y Ovación publicó el 17 de julio pasado, "después de la fractura no la pasaba bien entrenando, pero no me gustaba hacer (trabajo) diferenciado".

A ese Pacheco es al que despidió ayer Peñarol, pero también el fútbol uruguayo, donde cada vez son más los jugadores que, uno o varios días a la semana, y a veces durante varias, seguidas o alternadas, entrenan diferenciado; que es entrenar menos, más suave, hacer como el funcionario público que marca la entrada y se va a la calle, con la diferencia que ese después puede sacar el trabajo atrasado, mientras que en el fútbol, el que entrena diferenciado luego está para jugar diferenciado, por debajo de las posibilidades de sus rivales.

Simplemente, T8ony. A ese otro, por el ejemplo, también chau; y gracias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)