COPA SUDAMERICANA

Tomás Costa tuvo revancha

Recuperó titularidad y confianza tras cuatro meses sin jugar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Tomás Costa

Tomás Costa volvió a la vida el martes en el estadio Feliciano Cáceres de Luque. El argentino, fue titular después de mucho tiempo. "Fue muy importante sobre todo porque volví a sentir confianza y a sentirme importante para el equipo", reconoció.

"Pasaron cosas y yo soy consciente de lo que hice bien y lo que hice mal y estaba en mí tratar de revertirlo. Por eso opté por quedarme y afrontar esto como una apuesta para mí. Para volver a jugar y ser útil. De a poco lo quiero ir consiguiendo", añadió.

Su último partido como titular había sido el 19 de abril cuando un Peñarol ya eliminado de la Copa Libertadores, recibió a Sporting Cristal en el Campeón del Siglo. En el Clausura, mientras tanto, su último partido en el once fue el 6 de abril frente a River Plate cuando Peñarol cayó ante los darseneros por 2 a 0.

Costa llegó a con las credenciales del buen jugador que es en el bolsillo. Pero un par de errores, sobre todo el que cometió frente a Huracán por la Libertadores que posibilitó el gol del equipo de Parque Patricios que se llevó así la victoria de Montevideo. Y esos tres puntos perdidos tuvieron mucho que ver en la temprana eliminación del equipo de Da Silva de la Copa.

Costa admitió que todo eso le hizo ir perdiendo la confianza en sí mismo. "Esas cosas siempre te desestabilizan un poco. Más que nada porque el partido se perdió. Si pasan esas cosas y el equipo gana pasan desapercibidas, pero nos costaron puntos importantes, sobre todo lo de Huracán y fui perdiendo un poco de confianza. Después, el equipo se acomodó con otra forma de juego y otros jugadores. Por suerte conseguimos el objetivo de ser Campeones Uruguayos y yo lo disfruté más allá del gusto amargo de no sentirme tan útil en lo que yo le puedo dar al equipo", explicó el volante.

La revancha que tanto esperó le llegó en Paraguay y por la Copa Sudamericana. "Siempre espero la oportunidad de jugar y este tipo de partido me gusta mucho porque los dos equipos se juegan lo mismo y no se especula con un resultado. Por momentos podemos proponer y yo me siento útil jugando y en otros defendemos y en eso también tengo que aportar. Estos partidos tienen otra trascendencia porque son de Copa y las ansias que tienen Peñarol y el fútbol uruguayo de ganar copas nos llevan a tratar de hacer partidos perfectos".

Costa fue fundamental en el juego aurinegro, sobre todo en la primera media hora del partido en el Feliciano Cáceres. "Me sentí bien. Tuvimos dos o tres ocasiones en el primer tiempo de pelota parada y en el segundo esa jugada de Nicolás (Albarracín) que casi hace el gol. Y estos partidos de Copa son así, a veces tenés que esperar mucho tiempo y cuando se dan dos o tres jugadas en las que tenés la posibilidad hay que aprovecharla. Por suerte no nos hicieron goles que eso es muy importante. Ojalá podamos trabajar tranquilos para ganar en la cancha nuestra que también eso nos genera muchas cosas".

El argentino fue el dueño de las pelotas quietas en Luque dado que remató los tiros libres y los de esquina. "Algunas se me fueron largas, pero la pelota es muy diferente a la que se usa en el torneo uruguayo, es mucho más liviana. En el primer tiempo me salieron bien y pudimos haber anotado un gol", afirmó.

"Estoy tranquilo porque creo que lo que tenía que hacer lo hice bien. Ojalá de ahora en adelante siga jugando, o entrenado o donde me toque, pero que me permita seguir estando tranquilo conmigo mismo", se ilusionó quien es optimista para la revancha del próximo martes.

"En Paraguay no tuvimos la posibilidad de abrir la pelota y jugársela a los extremos, Dibble y Urruti, que son desequilibrantes. Quizás eso en la cancha nuestra podamos hacerlo si ellos se queden un poco más a esperarnos. Tenemos que ser inteligentes para proponer y salir a buscarlo sin quedar mal parados. Ojalá en nuestro estadio sea otra historia, eso obviamente, va a depender de nosotros".

Enganche.

Cuando llegó a Peñarol Costa dijo que podía jugar en cualquier lugar de la mitad de la cancha, y hoy el equipo busca un enganche. "Quizás me tendría que acostumbrar a no jugar tan de frente a la cancha y tener que recibir a veces de espaldas, pero son cosas que trabajando se pueden conseguir. Como dije antes, mientras sea útil y sienta que sirvo, hago lo que me pida el entrenador. Es una posición que me gusta porque uno de más grande va entendiendo más el juego, y no se pone tan ansioso. Pero el Polilla todavía no me planteó nada de eso. Si me lo pide, encantado."

Supo que iba a ser titular esa tarde.

Costa se enteró en la tarde que iba a ser titular frente a Luqueño. "Había escuchado comentarios, pero hasta que el entrenador nos confirmó el equipo no lo sabía", contó el argentino que se ilusiona con poder seguir siendo útil.

Lo nuevo de jugar con dos nueves.

"En el primer tiempo pudimos filtrar algunas pelotas para Ávalos y Murillo. Jugar con dos nueve es algo nuevo para nosotros, pero no es una excusa. Tenemos que trabajar para conocer sus movimientos", dijo Costa.

Alex fue infiltrado y puede llegar al martes.

Peñarol regresará hoy a los entrenamientos. Los que jugaron frente a Luqueño harán un trabajo regenerativo y los que no lo hicieron tendrán práctica de fútbol. Alex Silva, que se quedó en Montevideo recuperándose del esguince tibioperoneo fue infiltrado por el doctor Edgardo Rienzi y seguramente llegará al martes.

"Todavía falta, es prematuro hablar del equipo para la revancha", dijo el "Polilla". "Vamos a hacer fútbol y veremos si Alex puede llegar", añadió sobre el ex Wanderers que tuvo la mala fortuna de lesionarse en su primer partido con la camiseta carbonera, el amistoso frente a Lanús.

El único que terminó sentido el partido frente a Luqueño fue Luis Urruti. El atacante terminó dolorido el primer tiempo por un traumatismo, pero aunque ayer aún rengueaba, no es algo que lo pueda poner en duda para la revancha frente al equipo paraguayo.

El otro que no estaba en un 100% y por eso no fue de la partida, es Guzmán Pereira. "Estuvo a la orden, el tema era no arriesgarlo porque pensamos que la intensidad del partido podía complicarlo más, pero no va a tener problemas para llegar bien al martes", explicó Da Silva.

INDIO. La idea de llevar a Walter Olivera con la delegación fue todo un éxito. Y fue el propio "Indio" el que le sugirió a Damiani la idea de invitar también a un juvenil para que viaje al próximo partido. La iniciativa le gustó mucho al presidente y no tardará en ponerse en práctica. Seguramente se realizará un sorteo entre quienes sean elegidos como mejores compañeros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)