DESDE EL ARCO POR JOSÉ MASTANDREA

Cuando todos se juegan todo

Bien dicen que el Clausura es el campeonato más duro, el más difícil, por la sencilla razón que todos los equipos se juegan algo y saben que no hay revancha.

Están los que pelean por el título, los que buscan entrar en los primeros puestos de la Anual para acceder a las copas internacionales, y los clubes que quieren escaparle al fantasma del descenso. El Apertura da más oxígeno, pero el Clausra no, es a todo o nada, y eso lo hace mucho más cruel, más peleado. Y pruebas al canto: más allá de tener a Peñarol y a River como co-líderes, Tacuarembó y Juventud le pisan los talones. Sí, los dos equipos que miran la tabla del descenso de reojo están arriba, a tres puntos de la cima, obligados por esa presión de cada fin de semana de sumar tres puntos a como de lugar. Nada está dicho, el campeonato va tomando color, pero todos van a dar hasta la última gota, sin dudas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)