ELIMINATORIAS RUSIA 2018

"Todos esperan un gran partido"

El periodista de O Globo Carlos Eduardo Mansur habló con Ovación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carlos Eduardo Mansur

—¿Cuál es el estado de la selección de Brasil hoy, luego de las dudas iniciales en la clasificatoria para Rusia 2018 y la buena campaña realizada en 2016, tras la llegada del nuevo técnico, Tite? —Hay un muy buen ambiente alrededor de la selección, por una serie de factores. Dunga no era una figura simpática para los aficionados y Tite era una unanimidad nacional. Su llegada al cargo genera un ambiente positivo. Y que se suma a resultados y un buen estilo de juego que llegó mucho más rápido de lo imaginado. Después de todo, sigue siendo una obra que está en el comienzo. El hecho es que los aficionados brasileños hoy en día se dan cuenta que existe una base de equipo definido, con los que son reconocidos como los mejores jugadores del país, dirigido por el mejor entrenador en el país.

—¿Cuál es el estado de la selección de Brasil hoy, luego de las dudas iniciales en la clasificatoria para Rusia 2018 y la buena campaña realizada en 2016, tras la llegada del nuevo técnico, Tite? —Hay un muy buen ambiente alrededor de la selección, por una serie de factores. Dunga no era una figura simpática para los aficionados y Tite era una unanimidad nacional. Su llegada al cargo genera un ambiente positivo. Y que se suma a resultados y un buen estilo de juego que llegó mucho más rápido de lo imaginado. Después de todo, sigue siendo una obra que está en el comienzo. El hecho es que los aficionados brasileños hoy en día se dan cuenta que existe una base de equipo definido, con los que son reconocidos como los mejores jugadores del país, dirigido por el mejor entrenador en el país.

—¿Cuál es la razón de ese cambio, que visto desde aquí parece drástico?

—Tite no tuvo, como todos los otros entrenadores de selecciones por el mundo, tiempo para entrenar. Eligió a apostar a la mejor calidad técnica disponible y tratar de reproducir en la selección, en la forma más aproximada posible, las funciones que están cumpliendo los jugadores en sus clubes. Esto facilitó la adaptación. Además, trajo algunos conceptos futbolísticos más modernos, creando opciones de pases y volviendo a los rastros de la vieja escuela brasileña que estaba olvidada. El resultado incluso fue todavía más rápido de lo que cabría esperar de un trabajo embrionario.

—¿Cuál es la postura de Tite en la ya tradicional controversia entre "jogo bonito" y juego "a la europea"?

—Creo que trata de combinar las dos tendencias. La selección tiene rasgos brasileños hoy como los triangulaciones, el intercambio de pases, la pelota al piso. Pero se requiere la presión sobre la salida del contrario. Usa un delantero, Gabriel Jesús, de mucha movilidad y presión sobre los defensores rivales. Frente a Uruguay, ya que no estará Jesús, debería jugar Roberto Firmino, de características similares. Es imposible escapar completamente de algunos conceptos europeos, porque casi todos los jugadores están en el extranjero y estos conceptos se han convertido en globales.

—¿Qué expectativas hay por el partido del jueves en Montevideo?

—Son muy grandes. Y cuando se trata de grandes expectativas, no hablo necesariamente de victoria. Todos esperan un gran partido, sí. Una lástima que Uruguay no pueda contar con Luis Suárez, porque pierde el espectáculo. La gran ventaja de Brasil en este momento es que ya no existe una enorme presión por los resultados, pues la situación en la clasificación, después de varias victorias consecutivas con Tite a cargo, se convirtió en cómoda. Creo que Brasil puede hacer su juego, sin miedo, porque una derrota no obstaculizaría su calificación para Rusia. Y mantener el estilo habitual de juego puede ayudar al trabajo de consolidación.

Métodos modernos.

"Tite trajo métodos modernos a la selección brasileña", asegura Mansur, al destacar el papel del técnico en la recuperación del equipo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)