SUDAMERICANO SUB 20

Todos dejaron su huella

Otormín, Buschiazzo y Ospitaleche viven el Sudamericano como hinchas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Celestes. Otormín, Buschiazzo y Ospitaleche integraron este proceso, quedaron fuera y ahora alientan a sus amigos

Ellos también son parte de esto. A pesar de haber quedado desafectados, Leandro Otormín, Fabrizio Buschiazzo y Facundo Ospitaleche, al igual que otros compañeros, son parte de este exitoso proceso que está llevando a cabo la selección uruguaya sub 20. Pasaron todo el 2014 a las corridas entre sus clubes y el Complejo Celeste. Viajaron al exterior a defender al país, pero no pudieron integrar la nómina final.

Sin ningún tipo de rencores con nadie, como ellos mismos aclaran, vivieron el Sudamericano como hinchas. A veces desde la tribuna, otras veces por televisión, pero siempre alentando a la selección y claro, a sus amigos.

Están en contacto permanente con ellos aunque prefieren mantener un poco de distancia y no interferir en las cosas del plantel. Ven lo que ponen en el grupo de WhatsApp, pero prefieren apartarse y dedicarse solamente a alentarlos y desearles éxitos antes de los partidos.

"Estoy muy contento por lo que están haciendo los chiquilines. Sin dudas que estamos muy bien representados. Hay un nivel muy parejo. Es difícil encontrar puntos bajos en este equipo. Es una alegría doble ver que a tus amigos les está yendo bien. Todo el tiempo te pasa que mirás los partidos y decís: ¡Pa, yo podría estar ahí, pero está todo bien", explica Fabrizio.

"La verdad es que han jugado terribles partidos. A veces cuesta mirarlo un poco, porque te pasa eso que dice Fabrizio, pero nos alegramos por ellos. Sabemos lo que han trabajado para vivir esto y se lo merecen", agrega Leandro.

Facundo, por su parte, dice que "es una alegría, porque poca gente le tenía confianza a este equipo. Es sorprendente lo que están haciendo. La regularidad que han tenido y la intensidad con la que han jugado es admirable. Durante la preparación, nunca estuvimos a ese nivel ni en un amistoso. Ahora están en un gran momento y les salen todas".

Hoy a la noche, los tres asistirán al Centenario para hacer fuerza. Confían plenamente en este equipo y aseguran que Uruguay se llevará el título. "Me encanta tener la presión de ganar como sea. Es mejor que no te sirva el empate, más como somos los uruguayos que de repente inconscientemente podés llegar a especular con algo. Si me la tengo que jugar, gana Uruguay 1 a 0 con gol de Arambarri. No sé si de cabeza o con la rodilla, pero 1 a 0 con gol de él. Viene haciendo un campeonato bárbaro, goles importantes y todos los partidos tiene una que le queda ahí", dice Fabrizio.

Leandro, al igual que Facundo, sostiene que no tiene dudas que el triunfo será para la Celeste y añade: "Contra Colombia y Brasil decían que era imposible y sin embargo ganaron jugando bien".

Además, coinciden en que el propio Arambarri y Franco Acosta son grandes candidatos a llevarse las tapas de todos los diarios de mañana.

Por otra parte, con Uruguay ya clasificado al Mundial de Nueva Zelanda, los futbolistas no esconden su deseo de hacerse un lugar en esa lista. Salvo Fabrizio, que recientemente fue operado con éxito de una tendinitis en su rodilla, las ganas de jugar con la camiseta de la selección en la máxima cita está presente. "La ilusión obviamente que la tenemos. Ya me pasó que en la sub 17 no fui al Sudamericano y terminé jugando el Mundial. Ojalá se vuelva a repetir", señala Leandro con una sonrisa.

Ellos también son parte de esto. Son parte de este equipo que está haciendo historia y son símbolos vivientes del actual proceso de selecciones nacionales. Como dice el cartel que posa en el vestuario de Uruguay, donde aparecen los nombres que quedaron fuera de los 23: "Todos dejaron su huella".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)