PABLO BENGOECHEA

"Todavía no estamos muertos"

Mientras Nacional festejaba en la cancha, Pablo Bengoechea insistía en que el partido fue suspendido.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Esperanza. La que aún tiene Bengoechea de jugar el pico. Foto: Gerardo Pérez

El acceso al vestuario de Peñarol era una locura tras la suspensión del partido. Varias personas, entre las que había niños, se habían refugiado allí afectados por el gas pimienta que tiró la policía en la Ámsterdam, pero que el viento se encargó de trasladar hacia la América. "¡No se toquen la cara, no se vayan a echar agua!", recomendaba uno de los policías encargados de cuidar el camarín. Comenzaron a regresar los jugadores de la cancha. Algunos con lágrimas en los ojos, otros maldiciendo al aire. Urretaviscaya ni vio a su padre que lo palmeó queriendo consolarlo a la pasada.

"¡No entiendo nada!", decía el arquero suplente Gastón Guruceaga. Y no era el único. Todos se preguntaban por qué el árbitro no había suspendido el partido antes de que Recoba rematara el penal, que le terminó atajando Migliore.

"¡Arriba Peñarol!". El grito salió de las entrañas de un allegado y retumbó en el camarín. Todos se callaron. Fue como recordarles que el club es grande y está por encima de todo lo que pueda suceder.

Pablo Bengoechea regresó desde la cancha rápidamente, pero se detuvo al alcanzar el último escalón para intercambiar unas palabras con Fernando Errico. Cinco minutos después se instaló en la improvisada sala de conferencias que los aurinegros habían previsto en la boca del túnel, dado que la sala del estadio le correspondía ayer a Nacional porque era local.

No le gustó que la primera pregunta le dijeran que en el primer tiempo su equipo había sido pasado por arriba por el rival. "Son palabras que no son adecuadas para analizar un clásico. Hay que ser delicados, por favor. En el primer tiempo Nacional nos superó, jugó mejor y se fue con dos goles de ventaja. Para el segundo tiempo se emparejó y Peñarol sin jugar acorde a sus posibilidades, logró empatar. Por ahora eso", dijo y dio por finalizada su primer respuesta.

"Les voy a decir que faltan siete minutos y el partido está suspendido. No se apuren, no estamos muertos. Vamos a jugar siete minutos más. Los árbitros nos informaron que el partido fue suspendido y mandan los árbitros", enfatizó Bengoechea. "Si Nacional está dando la vuelta olímpica no es tema mío. Le preguntamos al línea Nievas y me dijo que el partido fue suspendido y cuando le dijimos que se estaba armando todo para el festejo, respondió que ellos no se podían meter en el trabajo del resto, pero que el partido no estaba terminado", insitió.

Más adelante le consultaron sobre cuáles eran a su entender las claves de la derrota. "No perdimos, vamos perdiendo 3 a 2. Les vuelvo a decir que el partido no está terminado. No sé lo que va a pasar, pero yo me baso en lo que me dijo Nievas".

El técnico había dicho el día antes en Los Aromos que su equipo estaba bien y que solo faltaba que los jugadores estuvieran inspirados a la hora del clásico. Consultado sobre si lo que había faltado era esa inspiración, se echó toda la culpa. "Para mí, cuando salimos campeones es todo mérito de los jugadores, cuando vamos perdiendo, como ahora, la culpa es mía. Será que armé mal el equipo e hice mal los cambios. En todo me equivoco yo".

Más adelante aseguró que a su equipo no le faltó actitud en el primer tiempo. "Lo que faltó fue jugar mejor al fútbol. Actitud sobra en el fútbol uruguayo". Y reconoció que tanto la expulsión del "Japo", como que no echaran a Arismendi los había condicionado para el alargue.

El plantel está citado para entrenar

n "Tristísimo, penoso, lamentable". Así definió Bengoechea los incidentes que tuvieron lugar en la Ámsterdam. "Están secuestrando gente, hay robos por todos lados y no se puede jugar un partido de fútbol. Algo hay que hacer en este país. Se nos va de las manos", añadió el técnico. Luego compareció ante los medios Antonio Pacheco. Mientras el capitán hablaba se escuchaba de fondo el "¡Dale campeón, dale campeoon!", que venía del vestuario locatario. "Si seguía el partido, alguna llegada más íbamos a tener. Espero tener la oportunidad de revertir las cosas en los siete minutos que faltan. Ya habrá tiempo de pensar en el futuro". El plantel de Peñarol está citado para mañana a las 10:00 horas en Los Aromos, salvo que les avisen que se da ganador a Nacional y no se juega lo que falta. En ese caso, los jugadores serán licenciados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º