Fútbol

Toca hacerlo mejor

¿Cómo puede progresar el fútbol uruguayo para el 2019? Varios especialistas comparten sus recetas. Para Sergio Markarian la premisa es trabajar mucho más en lo táctico.

pelota
Pelota. ¿Cómo hacer para tratarla mejor?, es la gran pregunta.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El fin de año es siempre un tiempo de balances. De cerrar algunos capítulos y comenzar otros, con ilusión renovada. En el caso del fútbol surge una pregunta: ¿cómo hacer para tener un mejor juego y un campeonato más atractivo?. Sobre todo en tiempos de cambios en la AUF, de nuevos estatutos y autoridades y una Liga Profesional.

Ovación consultó a algunos técnicos, para conocer qué se puede hacer para mejorar el fútbol de cara al año que está a punto de comenzar.

“Hay que trabajar mucho más en la táctica, lo digo siempre en mis charlas y conferencias y lo demuestro”, dijo Sergio Markarian. “Hay que trabajar mucho más en lo táctico. Un técnico debería trabajar entre 4 y 6 horas semanales en lo táctico, y no solamente una hora y media como generalmente se hace. Menos espacios reducidos, menos fútbol informal, menos ejercicios de distracción, ¡por favor! Dame trabajos por líneas, dame cómo presionar, cómo tener la pelota, cómo hacer un saque lateral”, agregó el entrenador, quien actualmente está liderando un movimiento de investigación sobre el entrenamiento en Audef.

Otro aspecto que Markarian considera muy importante, aunque ya no pasa sólo por Uruguay, es que que los árbitros deben hacer respetar el reglamento. “Y que la FIFA no lo cambie más, que lo único que hace es confundir. Yo mismo tengo un lío con lo de la mano en el área”, finalizó.

LAS CANCHAS. Eduardo Acevedo, por su parte, piensa que el fútbol uruguayo debería ser más justo. “Debería jugarse en seis canchas, que estuvieran impecables, con las comodidades necesarias, que tuvieran riego y desagüe. Todos los equipos deberían jugar en esas seis canchas en dobles jornadas y darle algo mejor al espectador. Eso mejoraría el juego, porque no es lo mismo jugar en estadios que en canchas. El fútbol tendría que ser mucho más justo y tratar que se televise la mayoría de los partidos”, aseveró el extécnico violeta.

“Luego están las diferencias de presupuesto de los equipos, que son muy difíciles de salvar. Hay equipos que logran competir con milagros de dirigentes y entrenadores, sin contar con la infreaestructura necesaria. Acá el problema que tenemos es económico y de desarrollo. Y si el fútbol subsiste es por la pasión y el milagro de muchos dirigentes y entrenadores que hacen jugar a los futbolistas en cualquier cancha. Por eso creo que al menos debería jugarse en canchas parejas para todos. Y que la AUF colabore para cuidarlas”, agregó Acevedo.

FORMATIVAS. “Para mejorar hay que jugar con tres puntas, jugar a ganar y no tener miedo a perder. Hay que poner la vara más alta”, dijo al respecto Juan Ramón Carrasco. “El fútbol es muy amplio y se puede ganar de muchas maneras, depende del paladar de cada uno. A mí me dicen que soy un técnico ofensivo y a mí me molesta un poco porque a los que son defensivos no les dicen técnicos defensivos”, afirmó JR.

“También sería muy importante trabajar de otra forma en formativas. Tener un padrón de juego para todas las categorías. Enseñarle a los juveniles y no exigirles que tengan que ganar”, añadió el DT de Fénix.

Para Gregorio Pérez, mientras tanto, el tema principal es el económico. “Todos los clubes deberían tener una estabilidad económica. Las arcas de las tesorerías de los clubes están vacías y los clubes dependen de una transferencia para sobrevivir. Y eso, que en cada período de pases se vaya una cantidad de futbolistas debilita a los equipos y la competencia interna”, dijo Gregorio.

“Todo pasa por lo económico. Y cuando salen a la luz las deudas de algunos clubes asustan. Y eso que por lo general se habla de los cuadros grandes o los de Primera División y en Segunda es mucho peor”, enfatizó el técnico.

“Uno de los problemas más importantes es que en Uruguay hay solamente unos siete equipos que trabajan realmente como profesionales. Y capaz que soy generoso. Y lo digo con propiedad porque he dirigido a muchos clubes que no lo son”, dijo por su parte, Julio César Antúnez.

“Y después está el tema de los dirigentes, hay muchos que no saben nada, pero el fútbol siempre resulta un trampolín interesante. El fútbol se ha desvirtuado mucho”, agregó el “Tola”, quien consideró a su vez, que las medidas de seguridad que no permitieron comprar las entradas en el momento en las canchas también fueron negativas. “Decidir a último momento ir al fútbol es parte de la idiosincracia de los uruguayos. Es increíble a lo que llegamos por un montón de delincuentes”.

“Hay que seguir invirtiendo y mejorando las canchas. Ese es el camino para que el juego mejore", afirmó Juan Tejera. "También es necesario el apoyo de los clubes, que deben tener paciencia y apostar a proyectos de uno o dos años y no de 3 partidos. Y de cara al futuro hay una camada de técnicos jóvenes que están trabajando bien. Que apuestan a la tenencia de balón y el juego lindo”, agregó el entrenador de Racing.

Por último para Paulo Pezzolano, cambiar la cabeza de los técnicos es fundamental. “Habría que cambiar la cabeza de los entrenadores. Deben ser más arriesgados y buscar un buen juego, de pelota al piso. Atacar y conseguir un juego más vistoso, que es lo que le gusta a la mayoría de la gente. Por ejemplo, a mí me gusta ver un partido del equipo de Carrasco porque son siempre juegos dinámicos, hay goles e incógnita en el resultado”.

visión

El "Chapa" Blanco la tiene clara

“Todo pasa por lo económico. Porque habría que mejorar la infraestructura. Los juveniles entrenan en canchas donde no es posible mejorar. También pasa en Primera División. Y la planificación de la actividad de juveniles, su entrenamiento y alimentación también permitiría aumentar el rendimiento. Por otra parte, muchas veces se apresuran los procesos, y se los hace debutar en Primera sin estar listos. Se los manda a la pista con los leones y si andan bien se venden, cuando tampoco están preparados, y por poca plata. Luego, a veces  pasan dos años sin jugar y regresan muy faltos de ritmo”, dijo Sergio Blanco, el delantero bohemio que se prepara para ser entrenador. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)