DE CONTRAGOLPE

"To be or no to be", Peñarol

Peñarol se juega mucho esta tarde, pues con un solo punto más gana la Anual; y, si no es campeón del Torneo Clausura, queda en situación preferencial para conquistar el Uruguayo.

Ese es "el punto" para Peñarol de cara al partido con Plaza: ser o no ser, "to be or not to be, that is the question", como Shakespeare le hizo decir a Hamlet.

Es que las tablas de posiciones y resultados "cantan": por lo general, Peñarol le ganó a los que le podía ganar (Danubio, Rentistas, Villa Teresa, Liverpool, El Tanque Sisley, Defensor Sporting y Racing, siendo Cerro la excepción que confirma la regla); y no le ganó a los que, por sus campañas, no podía ganarles: Fénix, River Plate, Sud América, Nacional y Wanderers.

En este último lote, hasta por el antecedente del Torneo Apertura (1-1), está Plaza, así que hay otra razón por la cual ese con el que puede ganar la Anual es en lo previo "el punto" para Peñarol: la forma como encara la instancia. Si alentado por el traspié de Nacional va "por todo", sobredimensionando sus posibilidades, el rival es capaz de dejarlo matemáticamente "con chance" de quedarse sin nada; en cambio, si es conciente de lo que es y tiene, aún pudiendo ganar, si no lo logra se asegurará estar fuera del alcance de su tradicional adversario, con el que —lo dicen los nueve últimos clásicos— tiene un karma.

Así que "Polilla" no es Shakespeare, pero tiene la pluma de la estrategia en la mano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)