Danubio

No tira la toalla

“Nunca dejamos de pelear, ni dijimos la Copa o el Clausura”, afirma Ramos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estratega. La imagen de Leo Ramos, viviendo el partido intensamente desde su cubículo de técnico: “Estoy muy conforme con mis jugadores”, dice.

Que de la mano, de Leo Ramos, todos la vuelta vamos a dar…". Los hinchas de Danubio saltan, festejan y cantan en el Parque Central. Esa fría noche del 8 de junio de 2014 quedará en el mejor de los recuerdos para todos los danubianos, incluído Leonardo Ramos, en ese rol de entrenador-hincha.

Diez meses después, y luego de una Apertura para el olvido, Danubio se resiste a entregar la corona de Campeón. Como Rocky, cayó y se levantó, pegó y le pegaron, pero se niega a tirar la toalla, y sigue en la pelea. Es co-líder Clausura luego de vencer a Nacional en Jardines.

"La verdad es que se nos desarmó un equipo entero, un plantel, y tuvimos que armar uno nuevo. Pero estaba dentro del proyecto que habíamos planificado con la directiva, que el plantel de Tercera trabajara a la par del de Primera y hoy tenemos un equipo que es producto genuino del club, de las formativas, y eso me deja muy contento, porque con chiquilines afrontamos la doble competencia. Y jugamos ante campeones de América, y mostraron su clase y valentía", dice Ramos.

"Cristian González marcó a Pato, que gana lo que gana todo el plantel de Danubio, con un partido y medio en Primera. Y mostró pasta, categoría. Se los dije en el vestuario: estoy agradecido muchachos, por la entrega, la actitud, las ganas", agrega el entrenador.

"Nunca descuidamos el campeonato local ni la Copa. No elegimos, pero hay una realidad que no podemos desconocer, en la Libertadores jugamos ante equipos poderosísimos, y nosotros íbamos a llegar desmantelados, disminuídos deportivamente", dice Leo.

"La idea es poder finalizar el proyecto, si podemos coronarlo con un título mejor, vamos a pelearla con un plantel nuevo respecto al que ganó el Uruguayo. Se fueron casi 40 jugadores. Hemos empezado casi de cero, y planificamos el año de principio a fin. Ya llevamos jugados 20 partidos entre amistosos, Copa y Clausura, es un campeonato entero, pero había que hacerlo así. Hoy el paso de Tercera a Primera es mucho más corto en Danubio, y todos lo saben. Hay que seguir... hay que pelear por lo que se viene", dice el entrenador-hincha, que busca, como Rocky, seguir en el ring sin tirar la toalla.

DANUBIANAS.

Sueño. Una foto más.

"No hay nada como la gloria, salir en la foto del campeón". Leo quiere otra foto más.

Juntos. Los tres apoyos.

Marcelo Suárez, el Prof. Matías Eijo, y "Pipa" Rodríguez lo acompañan en el cuerpo técnico.

Décimo. En el apertura.

En el Apertura terminó décimo, sumó 20 puntos. Ganó 5, empató 5 y perdió 5 partidos

Sin Tabárez.

Otra baja que tendrá Danubio este fin de semana ante Rentistas, será la de Marcelo Tabárez, lesionado en uno de sus hombros y en recuperación por dos semanas. El probable equipo iría con Torgnascioli, Cristian González, Matías De Los Santos, Federico Ricca, Fabricio Formiliano, Hamilton Pereira, Nicolás Milesi, Leandro Sosa, Ignacio González, Gonzalo Barreto y Bruno Fornaroli. Ramos lo decidirá después del entrenamiento de hoy.

De arco a arco.

Salvador Ichazo terminó siendo una de las figuras del campeón. Seguridad, reflejos experiencia, un cúmulo de virtudes que llevar al arquero danubio a transformarse en un pilar de un equipo que había conformado una columna vertebral firme y segura. Él bajo los tres palos, Jadson Viera en la zaga, Gonzalo Porras en el medio y Álvez en la ofensiva. Ichazo se fue y llegó la hora de Franco Torgnascioli (24) otro gran arquero danubiano.

Líber y Jona.

El Danubio Campeón Uruguayo perdió a dos goleadores de raza como lo eran Líber Quiñones y Jonathan Álvez. El primero triunfa en el fútbol peruano y el segundo, en el balompié portugués. Los de la Franja apostaron al "Tecla" Ernesto Farías, pero no rindió, y hoy aparece Gonzalo Barreto como el hombre-gol, junto al argentino Matías Castro, que llegó al club junto a Farías, pero quedó en el plantel porque ha rendido y mucho.

"Se fueron casi 40 jugadores".

Esta es la segunda temporada de Leo Ramos en Danubio. "Del equipo campeón quedan pocos: se fueron Mayada (foto), Porras, el Bola Lima, Pablo Míguez, Líber Quiñones, Jonathan Álvez, Emiliano Velázquez, Martiñones, Ichazo... se lesionaron Fabián Canobbio y Jadson Viera... un cuadro entero, y en este tiempo se han ido cerca de 40 jugadores. Es mucho ¿no? Sin embargo hemos seguido adelante y llevamos a 15 jugadores de juveniles a debutar en Primera".

Peña, afuera.

Agustín Peña, uno de los habituales titulares en la oncena danubiana, estará al margen del equipo por varias semanas. El lateral-volante ya no jugó ante Nacional en Jardines, y tras los estudios pertinentes, se constató que no tiene lesión alguna pero continpua con dolor detrás de una de sus rodillas y no será tenido en cuenta. Sigue entrenando diferenciado al resto, no se le exigirá para ver si el dolor afloja, y se esperaró por su evolución.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)