ANTONIO PALMA

"Soy un tipo recto, de principios"

El hijo del presidente de Liverpool —José Luis— tiene 36 años y está casado hace nueve. Tiene dos hijos, Joaquín y Agustín, y es fanático de Nacional. Hoy, es electo dirigente de los tricolores, siendo parte importante de la agrupación “Primero Nacional”. Le gustaría trabajar en formativas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ídolo. Palma junto al “Chino” Recoba en Los Céspedes.

— ¿Cómo lo llevan estos días, a una semana de asumir su cargo como dirigente de Nacional?— Primero que nada contento porque se logró el objetivo que era que Primero Nacional gane las elecciones para poder implementar los cambios que nosotros pensamos que son los que al club le van a servir y, después, cansado por la campaña que hicimos y por estos primeros días, pero sarna con gusto no pica, como dice el dicho.

— ¿Qué tiene que buscar Nacional en el corto plazo?

— En lo que ya estamos trabajando es en buscar profesionalizar la gestión.

— ¿Qué papel va a tener usted en la directiva?

— Yo estoy para ayudar. Voy a apoyar en todo lo que precise el presidente y Álvaro (Paz), donde ellos vean que puedo yo serles útil los voy a ayudar. En lo particular, un tema que siempre me interesó es el de formativas. Me gusta ir a ver partidos de formativas, me interesa mucho porque es donde está el futuro del club.

— Precisamente, a nivel de formativas cada vez toman más importancia los resultados. ¿A qué tiene que apuntar Nacional? ¿A conseguir resultados o a formar jugadores para el futuro?

— El martes Nacional ganó el Campeonato Uruguayo de Séptima, donde estuve presente en el Palermo, después de ganar tres clásicos seguidos. Salir campeón y ganar tres clásicos seguidos es importantísimo para mí. Tiene que haber una mixtura entre formar, pero también ganar. A mí me gusta que los jugadores suban ganadores. Que se formen jugadores ganadores de campeonatos y, sobre todo, ganadores de clásicos.

— ¿Su padre qué le dijo?

— Me llamó para felicitarme, me dijo que se ponía muy contento por mí, porque sabía el tiempo que había invertido y se imaginaba la felicidad que yo tendría. Él sabe lo orgulloso que me pone ser dirigente de Nacional. Me dio un par de consejos también, pero me los guardo (se ríe).

— ¿Se parece en algo a él?

— Sí. Soy un tipo recto, con principios, en eso creo que nos parecemos mucho.

— ¿Qué aspectos de su padre dirigente le gustaría tener?

— Ser un tipo respetado. Hacer las cosas bien y derechas.

— ¿Cómo se hizo hincha de Nacional siendo él tan fanático de Liverpool?

— Solo me hice hincha de Nacional. Desde que tengo uso de razón soy de Nacional. Y eso que mi esposa también es hincha de Liverpool.

— ¿Qué papel piensa que va a tener la oposición dentro de la Directiva?

— Estoy confiado que va a ser una directiva unida, porque todos somos muy hinchas de Nacional y todos queremos lo mejor. Buscamos abrir la cancha para que todos opinen, para que todos digan lo que piensan y buscar lo mejor para el club.

— ¿Cómo llegó a Primero Nacional?

— Nosotros tenemos un grupo de trabajo hace años con Álvaro Paz, Juan y Óscar Caviglia, Rudolf Falkenhagen y Felipe Verdier, que trabajamos juntos en proyectos para Nacional. En noviembre del 2014 renunciamos a las comisiones que estábamos por motivos extras y empezamos a preparar algo como para presentarnos a las elecciones. Nos faltaba un presidenciable y yo, a José Luis (Rodríguez), lo conocía porque es muy amigo de un amigo mío, Rafael, y siempre hablábamos de Nacional. Yo sabía que José Luis es un tipo muy capaz, entonces lo propuse. Después fue el trabajo de convencerlo pero todo salió bien.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)