OJO CRÍTICO

Estos tiempos no auguran el regreso de la Copa

EDWARD PIÑÓN

Solamente el paso del tiempo es lo que podrá aseverar que la infatigable aspiración de Conmebol de reiniciar la Copa Libertadores tuvo un feliz final.

EDWARD PIÑÓN

Mientras tanto, hasta que llegue ese día, es imposible no seguir mirando con escepticismo al 15 de septiembre como fecha precisa para que la pelota vuelva a rodar en las canchas de todos los equipos sudamericanos.

No se trata de una resignación ni de una postura caprichosa o tozuda. La actualidad de la pandemia de COVID-19 en la región y los números crecientes de su propagación, donde hay países que tienen el sistema de salud colapsado, desalientan la esperanza de un regreso tan próximo.

Nada hace prever que las fronteras puedan abrirse antes de los próximos 90 días, ni que los países -por más gestiones que esté realizando Conmebol- permitan que se viaje de un lado al otro y se regrese sin el cumplimiento de estrictos protocolos de seguridad. Protocolos que, entre otras cosas, demandan la cuarentena obligatoria cuando se ingresa al país.

Cualquier amante del fútbol espera que este diabólico coronavirus no nos siga arruinando la fiesta, pero está muy bravo para que abandone a todos los países al mismo tiempo y en tan corto plazo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados