TORNEO CLAUSURA

Thiago Vecino en la pista de despegue de Nacional

La ausencia de Gonzalo Bergessio le permitirá confirmar atributos que lo llevaron a estar en el plantel de Primera División.

El ingreso de Thiago Vecino por Gonzalo Bergessio en el clásico entre Nacional y Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.
El ingreso de Thiago Vecino por Gonzalo Bergessio en el clásico entre Nacional y Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.

El primer vuelo de su despegue en Primera División ya lo hizo. Y, por cierto, que de inmediato entró en órbita porque tener un estreno como titular con gol no es poca cosa para un futbolista juvenil. Pero ahora, Thiago Vecino, afronta el gran reto de empezar a construir la vida de un goleador. Una ruta que podrá estar marcada por esos rayos que iluminan corazones, que generan esperanza. Jugadas que, con suerte, quedarán eternamente guardadas en la memoria de los fanáticos.

Thiago Vecino, ayudado por el destino, porque Gonzalo Bergessio quizás se pierda más partidos en su proceso de recuperación, está a punto de iniciar un ciclo deportivo en el que quizás logre vencer al tiempo. Todo dependerá del éxito que alcance en las redes rivales.

Y calidad para lograrlo le sobra. Así, por ejemplo, lo describen aquellos que lo vieron formarse e ir creciendo como futbolista.

Sebastián Taramasco, coordinador de las divisiones formativas de Nacional, describió que el juvenil delantero tiene “mucha capacidad técnica”.

“Cuando dicen es un goleador, se quedan cortos. Hay que profundizar. ¿Qué es lo que lo hace goleador? En primer lugar su enorme poder de definición, especialmente con la izquierda, aunque con la derecha también te liquida. Su temible cabezazo. Hoy no recuerdo exactamente la cifra, pero su porcentaje de goles de cabeza es altísimo”.

Para Carlos Nicola, integrante del cuerpo técnico de la Selección juvenil Sub 20 que supo tener a Vecino en el plantel, es un delantero que sobresale “porque dentro del área es el mejor definidor. Sabe ubicarse, sabe desmarcarse. Si el equipo quiere armar el juego para que él termine las jugadas, no hay nadie que lo supere. Es aplicado, generoso en el esfuerzo y hace un buen trabajo sucio en la primera línea de contención”.

Taramasco, además, lo describe como “un líder nato. Fue así siempre, incluso con jugadores mayores. Está muy atento al juego. Sabe ubicarse, con él no vale la frase ‘le cayó la pelota’. No, él anticipa, lee la jugada”.

Es la gran parada. Le toca asumir el papel de protagonista principal en el ataque. Tiene las características principales para consolidarse, para que el cariño que hoy recibe de los aficionados por ser uno de los mejores productos de la cantera se multiplique porque en el campo define con la misma categoría que hizo en formativas. Le llegó su hora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)