TORNEO INTERMEDIO

Thiago Vecino: el botija que se recibió de hombre en Nacional

El joven delantero entró por Gonzalo Bergessio y volvió a demostrar que está para ser titular en el equipo tricolor.

Thiago Vecino celebra tras la victoria de Nacional ante Peñarol en su primer clásico en Primera División. Foto: Francisco Flores.
Thiago Vecino celebra tras la victoria de Nacional ante Peñarol en su primer clásico en Primera División. Foto: Francisco Flores.

La salida de Gonzalo Bergessio, nuevamente por la misma molestia que viene arrastrando desde hace tres semanas (en el gemelo de su pierna derecha), era un baldazo de agua fría para Nacional. Porque el cordobés por sí solo es capaz de generar situaciones de gol, porque es el goleador tricolor en la temporada (también del 2018) y por la virtud que tiene a la hora de definir, siendo muy efectivo.

En su lugar entró Thiago Vecino, el joven de 20 años, que tiene una conexión particular con el hincha de Nacional, que le festeja hasta una pelota recuperada. Es que, además, Vecino es confeso fanático tricolor y refleja en la cancha, con buenas actuaciones, lo que es capaz de dar.

Su ingreso en el clásico de ayer fue acompañado por el momento en el que Nacional empezó a superar ampliamente a Peñarol. Porque dos minutos después llegó el primer gol de Gonzalo Castro, incidencia con la que los tricolores crecieron de sobremanera, ganaron en confianza y se hicieron dueños del juego.

Vecino estuvo muy participativo, con mucha movilidad en la ofensiva y fue la primera línea de marca de Nacional, que con su presión en campo rival complicó a una defensa que estuvo llena de dudas.

En la primera jugada del segundo tiempo ya estaba olfateando el gol tras un buen desborde de Matías Viña, pero cuando fue a definir a dos metros de la línea del arco, lo trancó el lateral Gabriel Rojas y mandó la pelota al córner.

Apenas dos minutos después, luego de una mala entrega de Walter Gargano, lideró con velocidad y buen manejo de pelota una contra en la que dejó mano a mano a Felipe Carballo, pero el volante adelantó el balón y Kevin Dawson llegó a atajar.

Durante todo el partido, Vecino ganó constantemente por el juego aéreo, pero en el tramo final del encuentro tuvo dos cabezazos muy claros, tras córners desde la izquierda, que se perdieron apenas por arriba del horizontal.

Vecino demostró que está para ser titular, como ya lo había reflejado en el partido contra River Plate, en el que anotó su primer gol en Primera. Vecino ya no es un botija, en el clásico se recibió de hombre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)