ESPAÑA

Un tercio de las alegrías del Atlético de Madrid son gracias a Luis Suárez

El "Pistolero" llegó a los 11 goles en LaLiga que lo dejan como uno de los Pichichis del certamen y además como el anotador de buena parte de los tantos colchoneros.

Luis Suárez celebra uno de sus goles en el Eibar-Atlético de Madrid. Foto: AFP.
Luis Suárez celebra uno de sus goles en el Eibar-Atlético de Madrid. Foto: AFP.

Iban 89’ y a Luis Suárez le tiraron un pelotazo entre dos defensas. Cualquier otro delantero se hubiera olvidado de la jugada y mirado feo al compañero que le lanzó ese compromiso, pero para el “Pistolero” eso es siempre una oportunidad de gol.

La peleó, la ganó y se la llevó. Entró al área y cuando sintió un contacto se dejó caer, provocando que el árbitro central del juego sancionara penal. El arquero se movía en la línea del área y cuando muchos en el lugar de Suárez podrían ponerse nerviosos, para el salteño fue un trámite.

Toque suave para picar la pelota. “A lo Panenka”, dirían en España. Así fue la definición del uruguayo, como si en ese penal el Atlético de Madrid no se jugara los tres puntos; no se jugara sacarle siete unidades a su escolta y como si de ese penal no dependiera quedar como Pichichi de la Liga de España junto a su amigo Lionel Messi por alcanzar los 11 goles en 14 partidos.

En el momento que la pelota -lentamente- cruzó la línea, sus compañeros fueron a saludarlo, a felicitarlo y más de uno se habrá sentido aliviado luego de que Suárez tomara la decisión de definir con tal frialdad.

“Hay que ser conscientes de lo difícil que es ganar cada partido. Hoy fue una demostración más de que tenemos que mantener este nivel si queremos luchar por cosas importantes”, expresó Suárez y lo cierto es que tuvo razón porque Eibar no le hizo las cosas sencillas y hasta se puso en ventaja.

El arquero Marko Dmitrovic se animó a rematar el penal que tuvo su equipo a favor, ajustició a Jan Oblak y el duelo de los guardametas terminó con el 1-0 para el local.

Antes del cierre de la primera parte, la defensa del Eibar se demoró en salir, Marcos Llorente apuró al zaguero y el rebote en él le cayó a Suárez, que puso bien el cuerpo y definió cruzado para vencer, por primera vez en la tarde, al arquero rival y poner el 1-1 parcial.

“Sabía que venía a un club que siempre pelea por cosas importantes y si tengo que ayudar con goles, asistencias o trabajo voy a estar contento”, manifestó el salteño tras el encuentro y algo de eso se puede observar en los 11 goles y dos asistencias que tiene hasta el momento en LaLiga.

Este detalle no solo marca que participó en 13 de los tantos que marcó el colchonero hasta el momento, sino que también indica que Luis Suárez hizo un tercio de los tantos que los de Diego Simeone llevan en la temporada del certamen local.

El “Pistolero” aportó 11 de los 33 y eso no hace más que mostrar la importancia del delantero que Barcelona dejó ir al principio de la actual temporada.

Atlético de Madrid se escapa rumbo al título y pese a que todavía falta mucho, la diferencia de siete puntos con el Real Madrid (incluso con un partido menos) le da un buen margen a los de Simeone para empezar a ilusionarse.

Una ilusión de la que Suárez es parte y de hecho se podría decir que un tercio es toda suya.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados